Buques del régimen chino volvieron a ingresar ilegalmente a las aguas territoriales de Japón

Dos buques patrulleros chinos han protagonizado una nueva incursión en las disputadas aguas de las islas Senkaku (o Diaoyu, por su nombre en chino), un territorio que reclama también Japón en el mar de China Oriental, según ha informado el canal televisivo nipón NHK.

La guardia costera de Japón ha instado a los buques chinos a abandonar la zona, en lo que se trata del segundo incidente así en una semana. El 23 de diciembre, cuatro patrulleros de China entraron en las aguas disputadas.

Buques del régimen chino volvieron a ingresar ilegalmente a las aguas territoriales de Japón.

Desde los años 1970 los dos países se disputan ese archipiélago de cinco islas. Tokio alega que las Senkaku son su territorio desde 1895 y que antes no pertenecieron a nadie. Pekín, a su vez, sostiene que los mapas japoneses de 1783 y 1785 identificaban el archipiélago como territorio chino y que había pertenecido al Imperio Chino ya hace 600 años.

En 1972, Estados Unidos, que tomó el control de las islas después de la Segunda Guerra Mundial, las transfirió a Japón. Tokio atribuye las reclamaciones chinas al hallazgo de importantes reservas de hidrocarburos en la zona en los años 1970.

China Taiwán reclaman su soberanía sobre la zona. Japón sostiene que China Taiwán comenzaron a reivindicar su soberanía sobre las Senkaku hace más de medio siglo tras el descubrimiento de posibles reservas de petróleo en el mar de la China Oriental.

El gobierno de Xi Jinping incluso creó un museo digital a principios de este mes que dice “ayuda a los espectadores a comprender mejor el hecho indiscutible” de que las islas deshabitadas son parte del territorio chino. El gobierno democrático de Japón ha protestado por la insólita medida.

Las actividades navales expansionistas de China están causando cada vez más preocupación en Japón, que ve amenazadas sus aguas territoriales por las naves del régimen de Xi Jinping, que han llegado a amenazar a los pescadores nipones.

“Sentimos miedo de la expansión del poder naval Chino en el Océano Pacífico”, dijo el congresista Yasuhide Nakayama, con experiencia en asuntos de defensa y diplomacia, en entrevista con la cadena CNBC.

Todos los días tratan de ingresar a nuestras aguas territoriales. En agosto, una nave se quedó 57 horas y persiguió a nuestros pescadores”, denunció.

El legislador también resaltó la importancia de los vínculos que Japón sostiene con Estados Unidos. “Tenemos una buena alianza, estamos protegiendo nuestra libertad”, sostuvo.

Aumento del presupuesto de defensa

El gabinete de Japón aprobó el lunes pasado una propuesta de presupuesto récord para el próximo año fiscal a partir de abril, incluyendo el estímulo para la economía afectada por la pandemia y otro aumento en el gasto de defensa para contrarrestar a China.

El proyecto de presupuesto asciende a 106,6 billones de yenes (1,03 billones de dólares), un aumento del 3,8% con respecto al año en curso y el noveno aumento anual consecutivo.

Una vez más el gobierno está buscando un presupuesto de defensa récord, por séptimo año consecutivo, esta vez de un 0,5% más que el año fiscal 2020, ya que Japón se enfrenta a las amenazas de una China asertiva y una impredecible Corea del Norte.

Entre las partidas clave de gasto militar se encuentran las partidas para el desarrollo de un avión de combate de nueva generación y para el desarrollo de un nuevo misil.

“Fortaleceremos la capacidad necesaria para la defensa nacional… a fin de mantener el ritmo del entorno de seguridad que se está volviendo cada vez más difícil”, dijo el Secretario del Gabinete Principal Katsunobu Kato en una reunión informativa regular.

Tomado de Infobae