Un médico de Estados Unidos reportó una reacción grave al ponerse la vacuna de Moderna

Mientras varios países anuncian la adquisición de millones de dosis de vacunas contra el coronavirus desarrollada por Moderna, en Estados Unidos un médico que trabaja en el Boston Medical Center experimentó una reacción alérgica grave casi inmediatamente después de recibir la vacuna, según contó a The New York Times.

De acuerdo con ese reconocido medio estadounidense, el profesional de la salud se sintió mareado y se le aceleró el corazón.

El profesional de la salud se sintió mareado y se le aceleró el corazón. Por ahora, la farmacéutica aseguró que no podía comentar públicamente sobre un caso individual.

Así mismo, en un comunicado, David Kibbe, portavoz del Boston Medical Center, confirmó que el doctor Hossein Sadrzadeh había recibido la vacuna Moderna el jueves. De acuerdo con la declaración, el médico “sintió que estaba desarrollando una reacción alérgica y se le permitió autoadministrarse su EpiPen personal. Fue llevado a Urgencias, evaluado, tratado, observado y dado de alta. Él está bien hoy”.

Por su parte, Ray Jordan, portavoz de Moderna, dijo el jueves por la noche que la compañía no podía comentar públicamente sobre un caso individual. El viernes, Jordan agregó que el equipo de seguridad médica de la compañía investigaría el asunto y remitió más preguntas a los funcionarios de Operation Warp Speed, el programa federal que supervisa la distribución de vacunas.

Vale recordar que la vacuna de Moderna provoca reacciones adversas específicas en las personas que tienen rellenos faciales cosméticos, tal y como lo certificó el comité asesor de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés). Los vacunados tenían hinchazón e inflamación en el área donde se les aplicó el relleno.

Efectos de la vacuna Pfizer

Los efectos secundarios más graves que se le han detectado a la vacuna Pfizer/BioNtech contra el coronavirus están relacionados con fuertes alergias. Los expertos llegaron a esta conclusión después de ensayos clínicos realizados a decenas de miles de voluntarios.

El asesor científico principal de Operation Warp Speed, Moncef Slaoui, aseguró, además, que dichas reacciones alérgicas a esta vacuna son más altas de lo que se esperaba. En lo que coincidió con la FDA de Estados Unidos que ya había registrado algunas reacciones fuertes y que indicó que los únicos efectos graves potencialmente causados por el tratamiento son, hasta ahora, una herida en el hombro relacionada con la inyección y un caso de inflamación de ganglios.

“Esa frecuencia, tal como estaba ayer, es superior a lo que cabría esperar con otras vacunas”, enfatizó.

Entre tanto, Alkis Togias, jefe de la Rama de Alergia, Asma y Biología de las Vías Aéreas del NIAID dijo que las personas que han sufrido alergias tras la inyección serán estudiadas detalladamente.

Por su parte, los reguladores británicos sugieren a las personas que sufren alergias de cualquier tipo y revisten gravedad no vacunarse. Por ejemplo las que reaccionan de manera negativa a algunos alimentos o a las picaduras de abejas por los problemas respiratorios y caídas de la presión arterial que suelen producirse momentos después de una reacción adversa incluso a una sustancia como el látex.

¿Cuál es la mejor vacuna?

Desde el 9 de noviembre, cuatro laboratorios anunciaron que su vacuna disponía de una elevada eficacia: Pfizer/BioNTech, Moderna, la alianza británica AstraZeneca/Universidad de Oxford y el instituto estatal ruso Gamaleya.

Estos anuncios se basaron en los datos de la última fase de los ensayos clínicos, en que los inmunizantes fueron probados con decenas de miles de voluntarios.

No obstante, sólo se publicaron de manera detallada y validada los datos de Pfizer/BioNTech y de AstraZeneca/Oxford.

La FDA confirmó que la vacuna Pfizer/BioNTech dispone de una eficacia del 95%, mientras que la de Moderna es eficaz en un 94,1% y la de AstraZeneca en un 70% según confirmó la revista científica The Lancet.

Los fabricantes de la vacuna rusa Sputnik V defienden que tiene una eficacia del 91,4%.

El inmunizante de AstraZeneca es el menos caro (alrededor de 2,50 euros/3 dólares, la dosis) y los de Moderna y Pfizer/BioNTech tiene un problema logístico, ya que deben ser conservados en temperaturas inferiores a los -20º y los -70ºC respectivamente.

Tomado de AFP /Revista Semana