En las denuncias contra los ‘servidores’ brillan el nepotismo y las faltas éticas #Panamá

Las faltas al Código de Ética de los Servidores Públicos, las posibles irregularidades administrativas y el nepotismo son prácticas que prevalecen dentro de la gestión pública.

Así lo revela un informe de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información, que detalla que la mayoría de las denuncias ciudadanas son sobre estos temas.

La Caja del Seguro Social y el Ministerio de la Presidencia son las entidades con más casos.

Ciudadanos denuncian mala gestión en entidades

Las denuncias ciudadanas presentadas este año ante la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai) por irregularidades en las diferentes instituciones del país, se duplicaron en comparación con el 2019.

Las denuncias pasaron de 33 en 2019 a 138 en 2020, según un informe de la entidad. La cifra se disparó en mayo pasado, cuando se presentaron la mayoría de las quejas. Para ese mes, el país ya se encontraba bajo estrictas medidas de confinamiento por la Covid-19.

En el documento se detalla que desde julio de 2019 hasta finales de este año se reportaron 171 denuncias. De ese total, 32 quejas ya han sido cerradas, mientras que el resto, 139, están en trámite.

En su mayoría, las denuncias han sido presentadas por ciudadanos, específicamente 92. Mientras que 25 han sido abiertas de oficio por Elsa Fernández, directora de la Antai, y 54 han sido presentadas de forma anónima.

Aunque las causas de estas quejas varían, las más constantes son las posibles faltas al Código de Ética de los Servidores Públicos, con 59, seguido de presuntas anomalías administrativas, con 52. Hubo 13 casos de nepotismo y conflicto de intereses. También 13 denuncias por los influencers contratados por el gobierno.

Otros casos

Igualmente, se presentaron cuatro denuncias sobre la repartición de bonos solidarios, tres denuncias por irregularidades en contrataciones públicas, dos por uso indebido de bienes del Estado y una por faltas a la Ley 6 de 2002, sobre transparencia en la gestión pública.

Las instituciones

Estos casos están repartidos en 81 de las 83 instituciones del Estado. La Caja del Seguro Social lidera las quejas formales, con 10. Esta entidad está en la mira de la Anati y del Ministerio Público, entre otras cosas, por las anomalías en la adjudicación de un contrato por $168 millones al Consorcio Salud en Control, integrado por la panameña PMG Logistic Corp y la mexicana Intercontinental de Medicamentos, para almacenar, distribuir y entregar medicinas. Pero la licitación fue suspendida por orden del presidente Laurentino Cortizo.

En tanto, se investigan nueve casos en el Ministerio de la Presidencia. Por ejemplo, desde marzo pasado, cuando el Gobierno decretó el estado de emergencia, la Antai adelanta pesquisas de oficio a esta entidad, liderada por el vicepresidente de la República José Gabriel Carrizo. Se cuestiona el papel que ha tenido en el manejo de los millonarios fondos destinados a la pandemia.

La Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre también tiene nueve denuncias. Mientras que hay ocho quejas contra el Ministerio de Desarrollo Social; igualmente, contra el Municipio de Panamá. También hay siete quejas contra la Lotería Nacional y cinco contra la Asamblea Nacional. Sobre esta última entidad, que preside el perredista Marcos Castillero, hay dos investigaciones de oficio, una de ellas por supuesto nepotismo.

Pese a que las denuncias de irregularidades aumentaron, la opacidad en los sitios web de algunas entidades bajó, de acuerdo con el monitoreo de transparencia a las páginas de internet que realiza la Antai. En octubre pasado, 94 de 111 instituciones cumplieron al 100% con publicar datos de información pública: planilla, gastos en viáticos, viajes y gastos de representación, entre otros.

En contraste, en un informe de marzo, solo 49 de 111 cumplían al 100%.

Tomado de La Prensa