Un tiroteo en una iglesia de Texas tras una persecución deja un pastor muerto y dos personas heridas

Un hombre acusado de matar al pastor de una iglesia de Texas el domingo se había escondido de la policía en el baño de la iglesia después de una persecución a alta velocidad la noche anterior, dijo el sheriff del condado de Smith, Larry Smith.

La policía identificó al sospechoso como Mytrez Deunte Woolen, de 21 años, quien fue acusado de agresión con agravantes mientras exhibía un arma mortal, agresión con agravantes que causó lesiones corporales graves y homicidio capital en primer grado, según un comunicado de prensa de la Oficina del Sheriff del condado de Smith.

CNN no ha podido determinar si Woolen tiene representación legal.

La oficina del sheriff identificó al pastor asesinado como Mark Allen McWilliams, de 62 años, de Frankston, Texas.

Una persecución que terminó en iglesia de Texas

El incidente comenzó el sábado cuando el Departamento de Policía de Lindale respondió a varias llamadas de servicio relacionadas con un Volkswagen Jetta de color oscuro. Los agentes recibieron informes de que se había exhibido un arma de fuego a través del techo corredizo del automóvil, dijo Smith en una conferencia de prensa el domingo por la noche.

Poco después, a las 7:30 pm, un agente del condado de Smith vio el vehículo del sospechoso en una tienda de conveniencia y trató de detenerlo, pero el automóvil se alejó a toda velocidad. Los agentes lo persiguieron y eventualmente se les unieron los policías del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo Smith.

El vehículo iba a gran velocidad, pero uno de sus neumáticos era un repuesto que cedió durante la persecución, provocando que el Jetta se estrellara contra la propiedad cerca de la Iglesia Metodista Starrville en Winona, dijo Smith.

El automóvil había sido embestido por una unidad del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo Smith, lo que provocó que se desplegaran las bolsas de aire. Se encontró una escopeta en el vehículo, dijo.

Cerco al sospechoso

Smith dijo que se estableció un perímetro, con la ayuda de una unidad canina y drones, durante varias horas. Los agentes buscaron al sospechoso en el bosque y encontraron parte de un zapato o bota que se creía que llevaba, dijo Smith.

A la mañana siguiente, antes de las 9:30 am, los despachadores del condado de Smith recibieron una llamada de que había habido un tiroteo en la iglesia.

«Lo que creemos que sucedió esta mañana es que el sospechoso retrocedió en su camino, después de que los agentes abandonaron el área, y regresó para salir del frío, ingresó por una ventana rota y entró a la iglesia», dijo Smith el domingo. Él «todavía estaba en el baño de la iglesia con la puerta cerrada cuando el pastor o su esposa … abrieron la puerta y se encontraron con él».

McWilliams estaba armado y pudo hacer que el sospechoso se tumbara en el suelo, dijo Smith.

«Sin embargo, hubo cierta confusión durante ese tiempo. Hizo que el sospechoso se tumbara en el suelo … el pastor se distrajo … hablando con su esposa y el sospechoso se abalanzó sobre él y pudo quitarle el arma de fuego de las manos», dijo Smith.

Disparo fatal

El sospechoso le disparó fatalmente al pastor, dijo Smith.

Dos personas también resultaron lesionadas, una por herida de bala y otra por una caída. La víctima del disparo estaba en cirugía el domingo y se desconoce su estado, dijo Smith. Smith describió sus lesiones como no mortales.

El sospechoso luego tomó uno de los vehículos de las víctimas, dijo Smith, pero la camioneta GMC 2018 estaba equipada con tecnología OnStar, que se utilizó para rastrear y luego desactivar el vehículo.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ofreció sus condolencias en un comunicado el domingo.

«Nuestros corazones están con las víctimas y las familias de los muertos o heridos en esta terrible tragedia», dijo Abbott.

«Estoy agradecido por los agentes del orden que detuvieron al sospechoso y les pido a los texanos que se unan a Cecilia y a mí para orar por los afectados por este horrible tiroteo. El estado de Texas está trabajando en estrecha colaboración con los servicios de emergencia y funcionarios locales para garantizar que se haga justicia y que la comunidad de Starrville tenga los recursos que necesita durante este tiempo».

Tomado de CNN