Tailandia condenó a 43 años de prisión a una ex funcionaria por “crímenes de lesa majestad”: criticó al rey

Un tribunal tailandés condenó este martes a 43 años y 6 meses de cárcel a una antigua funcionaria a la que consideró culpable de varios delitos de lesa majestad, en lo que supone la sentencia más dura por críticas al rey de Tailandia.

La condenada, quien ya ha pasado más de tres años en prisión a la espera del juicio, se declaró culpable durante el proceso, lo que sirvió para reducir a la mitad la sentencia original de 87 años de prisión, tres por cada uno de los 29 delitos por los que fue acusada, informó a la agencia de noticias EFE su abogada, Phawini Chumsri.

Anchan Preelert fue sentenciada por compartir en las redes sociales la grabación de un programa de radio que rechazaba al monarca fallecido Bhumibol Adulyade.

La letrada apuntó que su representada, Anchan Preelert, quien trabajaba en el ministerio de Finanzas, apelará la decisión judicial en busca de una reducción de su condena.

Según la sentencia de la Corte Criminal de Tailandia, la mujer compartió en las redes sociales 29 veces, entre noviembre de 2014 y enero de 2015, la grabación de un programa de radio en el que se criticaba a la monarquía.

Esta última sentencia es la más dura emitida hasta la fecha por un caso de lesa majestad, tras superar la condena de 35 años de prisión de un tribunal militar en 2017, cuando todavía gobernaba el país la junta militar que dio un golpe de Estado en 2014.

La Corte Criminal de Tailandia condenó también en la jornada de ayer al escritor Siraphob Korn-Arutla a 4 años de cárcel por escribir poemas y comentarios críticos sobre el fallecido rey Bhumibol Adulyadej.

Bhumibol Adulyadej (Reuters)

Lesa Majestad

Tailandia vive un intenso debate sobre el delito de lesa majestad, que el movimiento de protestas liderado por estudiantes pide eliminar como parte de las reformas democráticas que solicitan para el país.

Desde el pasado julio, al menos 46 personas, muchas de ellas líderes estudiantiles, han sido acusadas de vulnerar el Artículo 112 del Código Penal, que establece penas de entre 3 y 15 años de cárcel a quienes critiquen o emitan comentarios que se consideren insultantes contra la familia real.

Aunque desde la llegada al trono del rey Vajiralongkorn en 2016, tras la muerte de su padre, prácticamente no se había aplicado este delito, en los últimos meses las autoridades lo han activado para hacer frente a las críticas del movimiento estudiantil a la Corona.

Esta ola de protestas pide cambios estructurales del sistema político, entre ellos la reforma de la monarquía, que ha sido siempre un asunto tabú en Tailandia hasta hace unos meses.

FOTO DE ARCHIVO: Manifestantes a favor de la democracia frente a una foto del rey tailandés Maha Vajiralongkorn durante una manifestación para exigir al gobierno que dimita, disuelva el parlamento y celebre nuevas elecciones bajo una constitución revisada, cerca del Monumento a la Democracia en Bangkok, Tailandia, agosto 16, 2020. REUTERS / Jorge Silva / Foto de archivo

Vajiralongkorn, el rey de los escándalos

Recientemente, el rey de Tailandia, de 68 años, quedó en el centro de la atención mediática, esta vez no por sus excentricidades, sino por la difusión de polémicas imágenes de su amante oficial, la tailandesa Sineenat Wongvajirapakdi. Muchas de ellas son de contenido sexual explícito.

Las casi 1000 imágenes fueron recibidas en agosto pasado por Andrew MacGregor Marshall, uno de los periodistas especializados en este tema, que escribió un crítico artículo en el diario The Times. Con el contenido en sus manos, prefirió no publicar las fotos ya que según su teoría aportaban a la intención de venganza por parte de la reina actual, Suthida Tidjai. La filtración coincidió con la liberación y regreso de Sineenat, después de haber estado en prisión el año pasado.

El periodista reveló que le entregaron una tarjeta de memoria que contenía más de 1.400 imágenes supuestamente tomadas con tres celulares propiedad de la consorte. “Las fotografías son claramente de los teléfonos personales de Koi (apodo de Sineenat). La mayoría de las imágenes son fotografías que ella misma tomó y docenas de ellas son sexualmente explícitas. Parece probable que hubiera tomado fotografías explícitas de sí misma para enviar a Maha Vajiralongkorn (nombre real del rey)”, escribió el periodista en su cuenta personal.

Tomado de EFE