😱Conmoción en la Florida: arrestaron a una autora de libros infantiles por brutales abusos físicos contra sus tres hijos

 La autora de libros para niños Jennifer Wolfthal enfrenta cargos penales tras ser acusada de golpear y abusar brutalmente a varios niños, entre los cuales estaban sus hijos adoptivos.

La mujer azotaba recurrentemente a los niños bajo su cuidado hasta el punto de sangrar, los rociaba con agua fría en sus camas y los encerraba en dormitorios como prisioneros, según los registros judiciales presentados esta semana en el caso de abuso agravado que se lleva en su contra.

Jennifer Wolfthal de 41 años, era escritora de libros para niños. Con su pareja Joseph Wolfthal, de 39 años, están siendo acusados de abusar física y mentalmente de sus tres hijos.

Los niños también pasaron meses sin bañarse, estaban gravemente desnutridos y estuvieron escondidos del mundo exterior durante años. De acuerdo con los detectives del caso, el esposo de Wolfthal participaba también en los abusos. La pareja vive en Seminole, condado de la ciudad de Orlando en Florida (Estados Unidos).

Jennifer Wolfthal, de 41 años, recibió esta semana por tres nuevos cargos de encarcelamiento falso de un menor de 13 años, luego de que los investigadores entrevistaran a los niños, uno de los cuales dijo que pasaban casi todo el tiempo encerrados dentro de las habitaciones, asustados de irse, según los registros de arresto.

Wolfthal había sido arrestado a principios de este mes por cargos de abuso infantil , negligencia infantil con grandes daños corporales y violencia doméstica, luego de que uno de los hijos de la pareja fuera encontrado con lesiones que los investigadores determinaron que no fueron accidentales, como la pareja inicialmente alegó.

Joseph Wolfthal, de 39 años, también fue arrestado esta semana por cargos de negligencia infantil con gran daño corporal, abuso infantil agravado y encarcelamiento falso de un niño menor de 13 años. Los registros judiciales muestran que es analista de software en Lockheed Martin.

Después de la hospitalización del primer niño, los funcionarios solicitaron un chequeo de bienestar de los otros dos niños y encontraron que también â€œpresentaban síntomas de nutrición, hematomas y falta de atención”. Fueron tratados por heridas abiertas, infecciones de la piel y desnutrición, según muestran nuevos informes.

Cuando los dos niños fueron dados de alta del hospital y colocados en hogares de acogida, las entrevistas con ellos determinaron que Joseph Wolfthal había participado en el abuso y tampoco intervino ni ayudó a los niños.

Los niños dijeron que fueron castigados casi todas las noches, con agua fría vertida sobre ellos en la cama, y los dejaban que durmieran en esas condiciones. Los detectives encontraron que su ropa de cama “consistía únicamente en una funda de colchón de plástico y una almohada”.

“Joseph [Wolfthal] se quedaba parado allí y miraba cómo sucedía esto, pero no los ayudaba”, dice el informe, y agrega que la niña dijo que ignoró sus súplicas de vendajes o tratamiento para sus heridas abiertas.

Le dijeron que la castigaban porque “no podía dejar de pecar” y también por mojar la cama o no comer la comida que le proporcionaban. Los detectives encontraron que los niños fueron alimentados con “una mezcla de cereales, agua y puré de verduras”.

Los investigadores encontraron que los niños no habían visto a ningún otro adulto en varios años. Una niña dijo que â€œpasaba prácticamente todo el tiempo encerrada sola en su dormitorio” y “trataba de llevar un registro de los días y meses contando mentalmente”.

Los niños también fueron obligados a “escribir declaraciones de disculpa varios cientos de veces”, y un niño dijo que normalmente “pasaba todo el día escribiendo oraciones en su escritorio en su habitación”.

Una búsqueda en la casa encontró â€œnumerosas páginas de cuaderno de la basura del garaje que contenían ‘castigos’ escritos”, según los registros judiciales.

Los investigadores escribieron que la niña cuya hospitalización provocó la investigación incial de abuso infantil aún no se ha recuperado lo suficiente para ser entrevistado. El informe dice que está siendo tratada por infección por estafilococos, sepsis, insuficiencia renal y hepática, heridas abiertas infectadas en ambas piernas y neumonía en ambos pulmones.

La pareja la había llevado al hospital el Día de Año Nuevo para que le trataran cortes graves y hematomas, pero los médicos encontraron una “variedad de problemas médicos que han estado en curso y sin tratamiento durante un tiempo indeterminado”.

Luego, los investigadores hablaron con Joseph Wolfthal, quien dijo que su esposa era la única cuidadora y “lleva toda la disciplina”.

Joseph afirmó que la pequeña resultó herida por cepillarse los dientes “demasiado fuerte”, lo que le hizo sangrar la boca. Dijo que su esposa también le había dicho que la niña se cayó tres veces, una vez que se golpeó la cara en el inodoro y luego se golpeó la cabeza con el costado de un escritorio de madera.

El personal médico la encontró con una “laceración severa en el labio y al menos un diente astillado”, así como con “ojos ennegrecidos y amoratados” y una abrasión enrojecida que sangraba en la parte superior del cuello y la espalda, según el informe.

Los investigadores determinaron que la versión de Joseph Wolfthal no cuadraba, debido al tamaño de la niña y la gravedad de las lesiones.

La página de Instagram de Jennifer Wolfthal ha sido eliminada, y su sitio web, donde promocionó su nuevo libro para niños, ahora se encuentra en un entorno privado.

Clavis Publishing, que había publicado recientemente el libro de Wolfthal sobre la amistad, â€˜A Real Friend ‘, la ha eliminado de su lista de autores. El libro ya no está a la venta en Amazon, y Clavis explicó en un comunicado que la compañía cree que “los niños son hermosos y merecen nuestro mayor respeto y cuidado”.

“Nos enteramos de noticias horribles sobre el arresto de la autora de Clavis, Jennifer Wolfthal, y condenamos enérgicamente el abuso, el abandono y la negligencia de menores, hoy y siempre”, dice el comunicado. “Haremos lo que esté a nuestro alcance para dejar de comercializar su libro”.

Jennifer Wolfthal se encuentra actualmente detenida sin derecho a fianza en la cárcel del condado de Seminole después de su arresto esta semana.

Joseph Wolfthal pagó la fianza de $45,000 dólares en su caso el martes por la noche, dijeron las autoridades.

Tomado de Infobae