Investigan deforestación de 188 hectáreas en áreas protegidas de Darién #Panamá

Una investigación por la presunta comisión del delito de tala ilegal en los bosques Amarradero y Pihuila en la provincia de Darién, fue iniciada por el Ministerio Público (MP).

Se trata de hechos relacionados a la deforestación de 188 hectáreas que se encuentran en los bosques ya mencionados y que son áreas protegidas.

En un comunicado el MP informó que la Fiscalía Regional de Darién en conjunto con la Fiscalía Superior de Delito Ambiental se encuentran a cargo de la pesquisa.

En la nota de prensa del MP se detalla que el fiscal José Lorenzo, participó en una diligencia ambiental en el área y se pudo verificar que se trata de un bosque natural en donde se han visto afectados árboles monumentos nacionales como el Almendro y Nazareno, con edades entre los 200 a 500 años de antigüedad; además comunidades de Zamia, una planta prehistórica protegida; así mismo, aves como las oropéndolas, guacamayas rojas y amarillas, primates y otras variedades de flora y fauna en peligro de extinción.

La fiscalía también busca establecer las posibles afectaciones y secuelas que esta deforestación pueda causar en los ríos Amarradero y Pihuila que desembocan en el río Balsas, lo cual conforma una microcuenca que es de importancia biológica para el lugar.

Parte del análisis que realizan las autoridades es si se trata de un delito de deforestación con fines de realizar actividades de ganadería extensiva, ya que en el lugar se encontraron varios campamentos, sin embargo, los mismos habían sido abandonados.

Al lugar de la diligencia también participaron peritos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMELCF), ingenieros forestales del Ministerio de Ambiente, unidades de la División de Delitos Ambientales de la Dirección Nacional de Investigación Judicial (DIJ) y el Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT).

Por su parte, el ministro de Ambiente, Milciades Concepción, destacó que desde el mes de octubre de 2020 se han realizado inspecciones técnicas y dos sobrevuelos ante denuncias de moradores de la comunidad de Camoganti por tala ilegal entre los ríos Pihuila y Amarradero.

“Una vez constatados los hechos y logrado establecer la propiedad y autoría, se puso en conocimiento del MP y coordinando una nueva inspección en conjunto, la fiscalía lleva un proceso penal y Miambiente un proceso administrativo.

Agregó que se identificó al presunto responsable de la tala ilegal.

Tomado de La Prensa