Le cae la primera denuncia al Contralor por infracción de los deberes de servidor público #Panamá

La Federación de Asociaciones de Profesionales de Panamá (Fedap) interpuso ante el Ministerio Público una denuncia penal contra el contralor Gerardo Solís, a quien acusa de la presunta comisión del delito de infracción de los deberes del servidor público.

En representación de la Fedap, el abogado Donaldo Sousa alegó que la denuncia está fundamentada en que, a su juicio, el contralor Solís ha incumplido con su tarea de vigilar el uso de los recursos públicos asignados a combatir los efectos de la pandemia de la Covid-19.

El Contralor Gerardo Solís.

Más aún, destacó que el Contralor no ha rendido un informe al país sobre el destino de dichos fondos, especialmente después de que se han formulado denuncias penales por el manejo presuntamente irregular de dinero público asignado a la construcción de obras, como el Hospital Modular.

Rebeca Ramos Toribio, miembro de la Fedap, agregó que la Contraloría General de la República está en la obligación constitucional de fiscalizar el buen uso de los fondos públicos en general, y en lo que respecta al manejo de la pandemia de la Covid-19 en particular.

De acuerdo con su opinión, no se justifica que, a pesar de los créditos millonarios gestionados por el Gobierno para el manejo de la crisis sanitaria, Panamá tenga uno de los más altos índices de contagios en la región y un elevado número de fallecimientos, sin que ninguna autoridad dé explicaciones sobre las causas de estos hechos.

Sousa y Ramos resaltaron el hecho de que trece meses después de que se detectara el primer caso del nuevo coronavirus en el país el contralor Gerardo Solís no ha realizado pronunciamiento alguno sobre las constantes denuncias ciudadanas por el presunto mal manejo de los citados fondos públicos y tampoco ha informado si la Contraloría investiga algunos de esos hechos.

Este diario intentó obtener una versión del contralor Solís a través del departamento de comunicaciones de la Contraloría; sin embargo, hasta la hora de cierre de esta edición no hubo respuesta.

Tomado de La Prensa