¿Calificación de riesgo de Panamá baja a BBB- por la pandemia?

La agencia de calificación de riesgo Fitch Ratings rebajó este miércoles 3 de febrero la calificación de riesgo de Panamá de BBB a BBB-, con perspectiva negativa, lo quiere decir que todavía existen presiones a la baja para la calificación soberana.

La acción refleja el fuerte debilitamiento de las finanzas públicas debido al impacto en la economía ocasionado por la pandemia del nuevo coronavirus. Una contracción sin precedentes del producto interno bruto (PIB) y de los ingresos del gobierno llevó a un aumento material en la deuda pública, sostiene la calificadora.

Foto ilustrativa

La perspectiva negativa de la calificación refleja los riesgos sobre la trayectoria de la deuda pública, que en 2020 cerró en $36,959.9 millones, y las dudas sobre el cumplimiento de la senda de consolidación fiscal o reducción de déficits marcada en la Ley de Responsabilidad Social Fiscal.

Fitch estima que el déficit fiscal de 2020 habría alcanzado un 9.6%, como consecuencia de una caída en los ingresos de 23% comparado con el año 2019. La deuda del Gobierno Central habría llegado a un 68% del producto interno bruto (PIB) desde un 46.4% del año pasado, incluyendo unos $1,000 millones de pre-financiamiento para el ejercicio 2021. El aumento habría sido de más de 20 puntos porcentuales y se explica por el incremento de la deuda y la fuerte contracción de la economía.

La acción de Fitch sigue a una rebaja en la calificación por parte de S&P Global Ratings de BBB+ a BBB del pasado mes de noviembre y al cambio a perspectiva negativa por parte de Moody´s Investors Service el pasado mes de octubre, que otorga a Panamá una calificación Baa1. La semana pasada, Renzo Merino, analista de Moody´s, señaló a este diario, que el deterioro económico y fiscal de Panamá había sido mayor al de otros países con similar calificación y reconoció que esto presionaba la nota de riesgo del país.

La calificación de riesgo es una opinión de la agencia sobre la capacidad de un emisor -en este caso la República de Panamá- de cumplir con el pago de sus deudas. Cuanto más alta es la calificación, más solvente se considera un emisor y, por lo tanto, mejores condiciones pueden obtener en el mercado cuando trata de fondearse. A pesar de las acciones negativas, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) se ha seguido financiando a buenas condiciones en los últimos meses. La última salida al mercado de deuda internacional fue el pasado 20 de enero, cuando el MEF reabrió dos bonos globales para captar $2,450 millones.

Tomado de La Prensa