A los 74 años del misterio ovni: Un experto de la CIA investiga el diario “lleno de código” del primer oficial en accidente de Roswell

Un ex agente de la CIA está investigando un diario que se cree que está lleno de códigos ocultos que finalmente podría revelar el desconcertante misterio Ovni de Roswell.

Ben Smith ha sido llamado para dirigir una nueva investigación exhaustiva para determinar de una vez por todas qué se estrelló en las arenas de Nuevo México hace casi 74 años.

El ex agente de la CIA Ben Smith ha estado trabajando con descifradores de códigos | Crédito: Sky History

Smith le dijo al Sun Online que un diario escrito por un mayor del Ejército de los EEUU, quien fue el primero en llegar a la escena, puede contener todos los secretos del mayor encubrimiento en la historia militar de EEUU.

Ben ha estado trabajando con geólogos, expertos en escritura, descifradores de códigos y ufólogos para un nuevo documental llamado “Roswell: The First Witness”.

Hablando exclusivamente con el Sun Online, Ben reveló que “había escuchado rumores sobre este diario y quería ser parte de esta investigación porque me parece emocionante. El diario podría significar todo. Si eres historiador, este es el documento principal que quieres estudiar. Si usted es un ex oficial de inteligencia, como yo, este es un relato de primera mano de lo que potencialmente sucedió escrito por el mismo hombre”.

El diario privado de Jesse Marcel revela detalles sobre el lugar del accidente | Crédito: Sky History

El 8 de julio de 1947, el Campo Aéreo del Ejército de Roswell (RAAF) distribuyó un comunicado de prensa en el que afirmaba que habían recuperado los restos de un “disco volador” que se había estrellado en el desierto.

Como era de esperar, la noticia llegó a los titulares en todo Estados Unidos, pero al día siguiente, el ejército de los Estados Unidos de repente dio marcha atrás y emitió una segunda declaración afirmando que el objeto recuperado era en realidad solo un globo meteorológico.

El extraño incidente se habría perdido a lo largo de las décadas si no hubiera sido por el mayor Jesse A Marcel, un ex oficial de inteligencia que estaba destinado en la RAAF en ese momento.

Cuando un ranchero local informó el descubrimiento de los escombros, se envió a Marcel a echar un vistazo y llevar parte del material a la base antes de que se le ordenara que llevara algunos de los escombros a Fort Worth, Texas, para un examen más detenido.

Sin embargo, a finales de los 70, Marcel le dijo a los investigadores de ovnis que las fotos posteriores con él y los escombros fueron montados para la prensa como parte de un plan elaborado para engañar al público.

La portada del Roswell Daily Record después del incidente | Crédito: Alamy

Afirmó que el Ejército se llevó los escombros reales mientras se le ordenaba ayudar en el encubrimiento de lo que realmente se encontró.

Marcel afirmó que el lugar del accidente real estaba salpicado de un material brillante extremadamente fuerte que parecía una lámina, pero que volvió a su forma original después de que se arrugara.

Más tarde, Jesse Marcel le comentó a su familia que lo que encontró “no fue hecho por manos humanas”, pero dicen que el gobierno de los Estados Unidos lo presionó para que se retractara de su declaración original y negara haber visto alguna vez evidencia de un Ovni.

Marcel fue el primer militar en visitar el lugar del accidente en el desierto que se ve en esta reconstrucción. | Crédito: Sky History

Ahora su diario, que ha estado en manos de su familia durante décadas, está siendo investigado por Ben, de cabo a rabo, para descubrir sus secretos.

Ben aseguró a The Sun Online que “sabemos que estaba dentro de una colección de documentos que le pasó a sus hijos y que llegó a manos de su familia, entonces, ¿Qué es lo que tiene de especial este diario? Cuando lo abres y lo miras, surgen algunas preguntas inmediatas sobre su valor (para la investigación)”.

Ben cree que el diario podría incluso contener mensajes secretos que, si se pueden descifrar, podrían develar el misterio Ovni.

“Hay mucho espacio para códigos, mensajes ocultos o algún tipo de dispositivo de memoria”, afirma Ben Smith.

El mayor Jesse Marcel dirigió la investigación original sobre el accidente de Roswell | Crédito: Getty

“Si se utilizan las palabras elefante blanco en el texto, significa que se está recordando a sí mismo algo grande. Hacemos nuestro mejor esfuerzo para poner a prueba este diario. Primero tenemos que autenticarlo, ¿está escrito por Jesse Marcel? ¿Tiene código? Y, si es así, ¿podemos descifrarlo?”, cuestiona Smith.

“History puso su dinero para asegurarse de que este documento sea creíble e interpretar algo tan potencialmente importante como el incidente de Roswell”, explicó Smith.

Ben cree que, dado que el comandante Marcel era un oficial de inteligencia del ejército altamente capacitado, escribir en código sería algo que probablemente haría, pues tenía las habilidades para hacerlo. “Al hablar con los descifradores de códigos, los tipos potenciales de códigos ciertamente parecen ser algo que él podría hacer… es básico pero efectivo”, reveló.

Smith entró en la investigación con la mente abierta, a pesar de admitir que es un gran fanático de la ciencia ficción. “Crecí en los años 80 y 90 fascinado por los Expedientes X. Me dio curiosidad por el fenómeno”, recordó.

“Cuando se trata de investigarlo en serio, fue una de las primeras cosas que hice después de dejar la CIA. Quería usar mis habilidades para hurgar si hay algo de verdad en esto. Pasé varios años mirando grupos de ovnis y hablando con personas que decían haber sido secuestradas o que habían tenido encuentros cercanos”, expone el ex agente de la CIA.

“Quería ver si había algún mérito en estas historias y se vuelve más intrigante cuando nos enteramos del esfuerzo de nuestro gobierno para rastrear estos problemas. Soy un creyente de que hay vida allá afuera… no estoy seguro de si han estado aquí. Creo que esta posibilidad es muy real y, como experto en seguridad nacional, diría que es algo que tenemos que considerar e incluso prepararnos hasta cierto punto”, agregó Smith.

“Sabemos, casi de manera concluyente, que hubo un encubrimiento del gobierno. Incluso el gobierno afirma que hubo un encubrimiento… con las explicaciones que se dieron a raíz del gran interés público. Si el gobierno está siendo sincero ahora está en debate”, afirma Smith.

“Creo que las historias de portada son una parte importante de la seguridad nacional. Nuestro gobierno las necesita para cuidar secretos nacionales como las armas nucleares, la industria aeroespacial avanzada y ese tipo de cosas. No juzgo al gobierno por tener que hacer eso, pero el punto de inflexión es si podemos confiar en nuestro gobierno en absoluto. Nuestro gobierno se está perjudicando a sí mismo al no revelar más sobre lo que sabe sobre este tema”, cuestiona Smith.

“Todavía podemos sentir el impacto del incidente de Roswell setenta años después”, destaca Smith.

Se cree que su diario podría contener un código oculto sobre el accidente. | Crédito: Sky History

Ben Smith es un ex oficial de casos de la CIA con muchos años en el campo como operativo encubierto rastreando redes terroristas, actividades de inteligencia extranjera y armas de destrucción masiva.

Es Licenciado en Asuntos Internacionales y Máster en Bellas Artes. En su tiempo libre, está investigando o escribiendo ciencia ficción desde su casa en Nueva York.

Roswell continúa atrayendo preguntas de los cazadores de ovnis, incluso el hijo de Donald Trump, le preguntó al ex presidente de los Estados Unidos sobre el presunto accidente durante una entrevista el año pasado.

Por The Sun
Traducción libre de lapatilla.com