¿Barrería? Trabajadores discapacitados del Mides denuncian la no renovación del contrato laboral

Los trabajadores eventuales aseguran que dependen del Seguro Social para sobrellevar sus tratamientos y enfermedades crónicas

Un grupo de trabajadores de la regional de Panamá Este del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) denunciaron este jueves, que la institución no les renovó el contrato para 2021, a pesar de que sufren de alguna discapacidad y de enfermedades crónicas.

Noris Pérez, quien por casi cinco años desempeñó la posición de promotora social en el la regional de Pedregal, es paciente de cirrosis hepática desde hace dos años, y depende de su contratación, para acceder a los beneficios de la Caja de Seguro Social (CSS), ya que se encuentra en el protocolo y estudio, para un trasplante de hígado.

María Inés Castillo, titular del Ministerio de Desarrollo Social.

Pérez relató que, aunque el Mides le solicitó un diagnóstico vigente de su padecimiento y se los entregó, le negaron la reconsideración de la contratación. “No entiendo como una entidad como el Mides nos ha hecho esto, nos desamparó a nuestra suerte y la ministra (María Inés Castillo), no ha tenido consideración con nosotros”, señaló.

Según Pérez al momento de recibir la notificación del vencimiento del contrato, le informaron que se debió a falta de presupuesto. Su tratamiento diario consta de seis medicamentos.

Además de Pérez, Carlos Meléndez, quien también ocupó la posición de promotor social padece de una discapacidad física al tener un daño en la columna y una pierna. Se traslada en silla de ruedas. También depende de los beneficios de la CSS para recibir sus tratamientos, terapias y medicamentos.

El extrabajador viene exigiendo el pago de sus vacaciones, así como el pago de su salario no desembolsado previo a diciembre, ya que el Mides le informó que había agotado las incapacidades.

A Meléndez le preocupa la pérdida del Seguro Social reiteró. “Desde la administración de la ministra Markova Concepción Jaramillo vengo alertando de un posible despido, pero la situación cambió con el fallecimiento de covid-19 de la directora de Recursos Humanos del Mides y quien falleció por covid-19, Rosaura Alcázar.

En febrero de 2020, Alcázar, dijo a El Siglo que “en ningún momento la institución ha pensado a despedir a Meléndez, porque él es una persona con discapacidad. Como es promotor social I, sabemos que no lo podemos enviar a la calle, es por eso que lo hemos dejado en su oficina en el primer piso, donde ha permanecido todo el tiempo”.

Tanto Pérez como Meléndez aseguran que la no renovación de contratos se dio con por lo menos cinco trabajadores eventuales más, entre ellos, “Luis Domínguez, quien, teniendo una prótesis en la pierna, repartía comida a los pacientes de covid-19 y trabajaba arduamente con la Junta Comunal junto a otra compañera, que, si logró una posición en esta última instancia”, detalló Pérez.

La expromotora social acusó a Ana Tuñón, nueva encargada de Recursos Humanos de poco competente. “Esa señora no sabe de humanidad, ni tiene educación, pues a su personal no le dice ni los buenos días”.

El Mides tras ser consultado por La Estrella de Panamá sobre la situación aclaró que en los expedientes de los trabajadores no aparecen, las certificaciones de diagnóstico vigente donde un médico o institución certificará el padecimiento de estos en la actualidad, y al tratarse de contratos laborales “eventuales”, los mismos podía culminar antes o posterior a la fecha establecida.

Tomado de La Estrella