Las otras investigaciones que sí pueden poner en aprietos a Trump

De ser encontrado culpable de un cargo criminal, Trump no podría presentarse de nuevo a la presidencia

La fiscalía de Fulton County en Georgia abrió una investigación criminal contra el expresidente Donald Trump por sus intentos de injerir en los resultados. Trump le pidió al secretario de Estado de Georgia que “encontrara” los votos necesarios para que él fuera a la delantera.

La segunda jornada del juicio contra el expresidente Donald Trump culminó con la revelación de nuevo material gráfico de las dramáticas escenas que se vivieron al interior del Capitolio durante la insurrección. Recordemos que el expresidente está acusado de “incitar a la insurrección”, y es eso lo que se está analizando en el Senado en estas semanas. En varios videos se puede observar lo cerca que estuvieron los seguidores del exmandatario de atrapar a los senadores.

Foto de CNN

Pero la noticia más importante del martes fue la apertura de otro caso, esta vez criminal, contra el republicano.

Hay algo que debe saber: lo más probable es que Donald Trump no sea condenado por el Senado. ¿Por qué? Se necesitan 67 votos para la condena, lo que quiere decir que 17 republicanos tendrían que votar contra el expresidente. Y ese resultado es muy poco probable, así las pruebas sean contundentes. El apoyo a Trump continúa siendo muy fuerte dentro de su partido. Se asume, por ahora, que solo seis republicanos votarían por condenar a Trump.

Sin embargo, la apertura de este nuevo caso sí puede poner en aprietos al expresidente. ¿De qué trata?

Las claves:

  • En enero, pocos días antes de la insurrección, The Washington Postreveló una llamada de Trump al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, en la que se escucha al expresidente presionar al funcionario para “encontrar” los votos necesario para irse a la delantera en la carrera por la presidencia. Esto es un delito criminal en ese estado.
  • “Todo lo que quiero hacer es esto. Sólo quiero encontrar 11,780 votos, que es uno más de los que tenemos porque ganamos el estado”, dijo Trump.
  • Por esta razón, la fiscal de distrito del condado de Fulton, Fani Willis, abrió una investigación que podría terminar con una acción criminal contra el presidente. Es decir, Trump enfrentaría un nuevo juicio.
  • No fue el único intento de Trump por influir en las elecciones. El expresidente llamó 18 veces a la oficina de Raffensperger.
  • También llamó a un investigador electoral de Georgia para que “encontrara” el supuesto fraude, y le dijo que lo haría un “héroe nacional” si cumplía con ello.

Para expertos consultados por medios locales, es bastante claro que hubo un delito criminal. El cargo sería “solicitud para cometer fraude electoral” y “conspiración para cometer fraude electoral e interferencia intencional con el desempeño de funciones electorales”.

“Si escuchas la llamada, suena como cualquier otra llamada que puedas tener con una red del crimen organizado o una red de conspiración de drogas o algo así. Y eso es que casi hablas en código, esto es lo que Necesito que lo hagas, si pudieras ayudarme aquí”, le dijo Michael Moore, exfiscal del distrito medio de Georgia, a la cadena CNN.

¿Cuál sería la condena?

De ser encontrado culpable, Trump no podría presentarse de nuevo a la presidencia. Además, pasaría más de un año en prisión.

Pero no es todo. Hay una lista de investigaciones con el potencial de poner en graves aprietos al exmandatario.

  • Los pagos secretos de su campaña. Hay una segunda investigación en marcha en el estado de Nueva York sobre los pagos de la campaña de Trump a dos mujeres, una exmodelo de Playboy y una actriz del cine porno, para que guardaran silencio sobre las relaciones extramaritales que tuvieron con el expresidente. Si la Organización Trump falsificó registros comerciales relacionados con los pagos, el expresidente podría enfrentar un año de prisión.
  • Fraude fiscal y bancario. Es la investigación criminal más importante, pues explora sus declaraciones fiscales. También se desarrolla en Nueva York. Se acusa a Trump de evadir impuestos. Para que avance el proceso, el fiscal Cyrus Vance necesita las declaraciones de impuestos del exmandatario.
  • Fraude inmobiliario. Trump también enfrenta una investigación por inflar el valor de sus activos para garantizar que pudiera seguir recibiendo préstamos y subsidios. También es un proceso que se desarrolla en Nueva York, pero no lo lleva el fiscal Vance, sino la fiscala Letitia James, quien también ha sido un dolor de cabeza para el exmandatario. Al igual que en los casos anteriores se necesita el acceso a las declaraciones de impuestos de Trump.
  • Acoso y abuso sexual. Trump está acusado de conducta sexual inapropiada por más de una decena de mujeres. Él ha rechazado las acusaciones. Incluso ha dicho que no podría haber violado a una de las demandantes porque “no era su tipo”. Los procesos siguen abiertos y se están reuniendo pruebas de los presuntos asaltos sexuales.

Por todo esto, no esperen que la saga de Trump termine muy pronto. Sus problemas continuarán incluso después de salir absuelto del segundo juicio político en su contra.

Tomado de El Espectador