Nuevos corregimientos en la Comarca Ngäbe Buglé son aprobados por insistencia #Panamá

¿Cuánto le costará esto a los contribuyentes?

¡Récord! En menos de 10 minutos, sin debates, y con un pleno poco atento a lo que se estaba discutiendo, la Asamblea Nacional aprobó ayer, por insistencia, el proyecto de ley 73 que crea seis nuevos corregimientos en la comarca a Ngäbe Buglé.

La propuesta recibió el visto bueno de los diputados a pesar de que el presidente Laurentino Cortizo la vetó a finales de 2020 argumentando que violaba artículos de la Constitución, y que no cumplía con requisitos esenciales.

A golpe de curul, y sin debate, el pleno de la Asamblea Nacional aprobó el proyecto de Ley 73 que cambia la división territorial de la comarca Ngäbe.

Para aprobar el proyecto, los diputados se apoyaron en un informe de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Asamblea, que desestimó todos los planteamientos del presidente Cortizo, y, por el contrario, argumentó que el proyecto impulsado por el diputado Leopoldo Archibold, del partido Cambio Democrático (CD), cumple con todos los informes y las consultas ciudadanas necesarias para así crear los corregimientos de Trinchera Comarcal, Canoa, Beri, Daira, Vegay y Bucori. “Se desvanece el argumento de falta de consultas”, dice parte del informe leído ayer por el secretario general del Legislativo, Quibián Panay.

Cuando el Ejecutivo devuelva un proyecto por inexequible y la Asamblea insiste en su adopción, este órgano debe pasarlo a la Corte Suprema de Justicia, que debe decidir sobre su inconstitucionalidad.

El artículo 206 del reglamento de la Asamblea Nacional

En diciembre pasado Cortizo sancionó la ley que le da vida a 11 nuevos corregimientos en la provincia de Bocas del Toro, propuesta impulsada por su copartidario Benicio Robinson, presidente del Partido Revolucionario Democrático.

La Asamblea se impuso: hay seis nuevos corregimientos

El trámite fue simple: Quibián Panay, secretario general de la Asamblea, leyó una moción para levantar la suspensión en la que estaba el proyecto de ley 73 que crea seis nuevos corregimientos en la comarca Ngäbe Buglé.

Los diputados votaron a favor de quitar la suspensión, y enseguida Panay leyó un informe de la Comisión de Asuntos Indígenas, que desestima todos los argumentos que usó el presidente Cortizo para declarar “inexequible” el proyecto.

Ese informe, por el contrario, afirma que la propuesta del diputado Leopoldo Archibold, del partido Cambio Democrático, cumplió con todos los requisitos.

“Se desvanece el argumento de falta de consulta y aprobación por parte de las autoridades comarcales, y de la población afectada por esta nueva división política”, leyó Panay. Luego, la propuesta fue sometida a votación, y recibió luz verde de la mayoría de los diputados que estaban en sus curules. Se escuchó un aplauso, hubo apretones de manos, y fotos con el presidente de la Asamblea, Marcos Castillero.

Los motivos

La Comisión de Asuntos Indígenas, que preside la diputada Petita Ayarza, del oficialista Partido Revolucionario Democrático, argumentó que el proyecto de ley 73 sí cuenta con todos los informes y las consultas ciudadanas necesarias para así crear los corregimientos de Trinchera Comarcal, Canoa, Beri, Daira, Vegay y Bucori.

Como prueba de eso, los diputados de esa instancia legislativa indicaron que existen notas y resoluciones de apoyo a la iniciativa. Hacen referencia a las firmas de Rodríguez Lorenzo, del Congreso Regional Ñokribo; Liborio Miranda Ábrego, secretario del Congreso General Ngäbe; así como de campesinos del área. Este documento fue apoyado por cinco de los nueve diputados integrantes de la Comisión de Asuntos Indígenas: Petita Ayarza, Benicio Robinson, Bernardino González, Abel Beker y Adán Bejarano.

Los fondos

La nueva división territorial en la comarca Ngäbe implicará un desembolso para las autoridades de por lo menos $2.2 millones por año. Esto a raíz de que la operación de un corregimiento le cuesta al Estado al menos $371 mil, según datos del Ministerio de Economía y Finanzas. Ya de por sí, las arcas del Gobierno están obligadas a cargar con el costo de los 11 nuevos corregimientos en Bocas del Toro, divisiones territoriales que requieren un gasto anual de por lo menos $4 millones.

La Ley 172 de diciembre de 2020 que crea las nuevas áreas en Bocas, dice que los nuevos corregimientos empezaran a funcionar en 2024. Por el momento se desconoce cuándo empezarán a funcionar los seis corregimientos de la comarca.

Con información de La Prensa