Dos adolescentes se filmaron violando y golpeando a una mujer hasta matarla: el video es ahora la prueba con la que serán enjuiciados

Kamale Lewis, de 17 años, y Kevin Spencer, de 15 años, enfrentan hasta 60 años de prisión por el crimen contra Ee Lee, de 36 años

Dos adolescentes enfrentan cargos de homicidio luego de que una mujer fuera salvajemente violada y golpeada hasta la muerte por una banda de hasta 11 niños. Los jóvenes se habrían filmado durante el abuso sexual contra la mujer y con eso creado una evidencia clave para la imputación en su contra.

La víctima, de nombre Ee Lee, de 36 años, fue asaltada en un parque por los adolescentes que la arrastraron debajo de un árbol, la desnudaron y abusaron de ella. “Un asalto enfermizo filmado con teléfonos celulares”, dicen los fiscales del caso.

Ee Lee estaba sobre una manta en este parque de Milwaukee cuando los adolescentes se acercaron a ella para ‘ver si tenía dinero’. Foto: FOX 6

Los sospechosos son Kamare Lewis, de 17 años, y Kevin Spencer, de 15 años, cada uno enfrenta cargos de homicidio intencional en primer grado, como parte de un crimen, y agresión sexual en primer grado.

Ee fue encontrada medio desnuda y apenas respirando junto a un estanque en Washington Library Park en Milwaukee, Wisconsin , el 16 de septiembre del año pasado.

Murió días después en el hospital debido a un traumatismo contundente en la cabeza.

Los investigadores dicen que las imágenes del área muestran a 11 jóvenes saliendo del parque a pie y en bicicleta, uno de los cuales es Lewis.

Un niño que llamó al 911 era en realidad un socio de Lewis y Spencer que había sido visto caminando con ellos, según una denuncia penal.

Los fiscales dicen que el testigo ofreció más tarde una “declaración detallada” alegando que Lewis y Spencer golpearon a la mujer y la obligaron a realizar actos sexuales.

El testigo también afirmó haber visto imágenes de video en el teléfono de Lewis, que muestran a la pareja golpeando a Ee mientras ella yacía en el suelo.

Otro espectador describió a Lewis “golpeándola con ramas de árboles y golpeándola en la cara” como Spencer también la golpeó, alegan documentos judiciales.

El testigo le dijo a la policía: “Spencer le dijo a Kamare que la pusiera en el agua y Kamare la estaba arrastrando al agua”.

Afirmó que las imágenes grabadas por Lewis le fueron enviadas en Facebook Messenger antes de que las borrara de su teléfono.

Meses después, la madre del niño le dijo a la policía que había más imágenes en el viejo iPhone de su hijo.

Su madre dijo que el video mostraba a “dos niños golpeando a una dama” con “muchos otros niños pequeños alrededor”.

Ella dijo que “se podía saber quiénes eran” y explicó que originalmente le dijo a su hijo que borrara el video porque creía que él no estaba involucrado.

Otro niño cuyo ADN fue encontrado en una botella en la escena dijo a los investigadores cómo Lewis y Spencer atacaron a la víctima al azar.

“Vieron a esta señora en una manta en el parque … se acercaron a ella para ver si tenía dinero y comenzaron a acosarla”, dijo a las autoridades.

Dijo que luego comenzaron a golpearla y patearla, antes de arrastrarla a un área cerca de un árbol para agredirla más.

El niño les dijo a los demás que “no quería involucrarse y comenzó a alejarse”, lo que provocó que uno de los adolescentes lo golpeara con una botella de jugo.

Los fiscales dijeron que Spencer le confesó a este testigo que él y Lewis golpearon y violaron a Lee.

Lewis “trató de restar importancia a su papel en el incidente” y les dijo a los investigadores que Spencer y otros fueron los que más golpearon.

Los documentos de la acusación alegan que “increíblemente” afirmó que la víctima “se ofreció voluntariamente para tener relaciones sexuales con el acusado y otros presentes”, antes de que otros se amontonaran y comenzaran a golpearla.

Lewis dijo que su amigo de 15 años “era el más agresivo” y continuó golpeando a la víctima “más brutalmente” mientras la gente se reunía.

Los fiscales dicen que Lewis admitió haber golpeado, agredido sexualmente y haber dejado a la mujer muerta cerca de un estanque sin intentar obtener su ayuda.

Indicó que pensaba que ella ya estaba muerta y dijo que “realmente no se preocupaba por ella porque no es alguien a quien conoce personalmente”

El ADN de ambos adolescentes se encontró en el cuerpo de la víctima y en su chaqueta de mezclilla, según la denuncia penal.

La hermana de Ee Lee, Nancy, contó su angustia en enero cuando se emitió una orden de registro.

Ella le dijo a la estación de noticias local WITI : “Duele tanto, ¿sabes? Realmente me duele.

“Solo quiero justicia para ella. Eso es todo lo que quiero. Ella no merece morir de esa manera”.

La fianza se fijó en USD 300.000 para Spencer y USD 275.000 para Lewis.

Si son declarados culpables, enfrentan hasta 60 años de prisión.

Tomado de Infobae