Tijuana es el nuevo campo de batalla del Cartel y una de las ciudades más peligrosas de México

México vive desde hace una década una ola de violencia producto de los enfrentamientos entre grupos criminales y la guerra militar que libra el Estado contra el narcotráfico. El país cerró 2020 con 34.515 víctimas de homicidio intencional a pesar del encierro por la pandemia de Covid 19, una cifra ligeramente inferior al récord histórico de 34.648 casos en 2019.

Artículo traducido por Otis B Fly-Wheel para Borderland Beat. 

Ver enlace al artículo original de Sin embargo en español de Carlos Zuniga

La ciudad fronteriza de Tijuana, famosa por su manufactura y constante intercambio comercial, se ha convertido en las últimas semanas en un campo de batalla de cárteles, que la ha convertido, una vez más, en una de las ciudades más peligrosas de México.

“Es preocupante y alarmante que estemos sufriendo ejecuciones casi todos los días en la Ciudad de Tijuana, que, aunque está ocurriendo en las periferias y las zonas fuera de las zonas turísticas, no hace ruido”, dijo Julián Palombo, esto sábado, dueño de negocio en la Avenida Revolución, arteria principal de la Ciudad.

El empresario opinó que este tipo de hechos ponen en alerta a todo aquel que desee visitar la Ciudad, con el Gobierno de Estados Unidos recomendando no visitar México.

Una ciudad disputada por Narcos

La batalla por el crimen organizado dejó en el año 2020 un total de 2005 muertos, mientras que de enero al 11 de febrero de 2021 se han registrado 223 ejecuciones.

En realidad, en esta ciudad fronteriza con San Diego operan tres grupos criminales: el Cartel Jalisco Neuva Generación, el Cartel Arellano Félix y el Cartel de Sinaloa, todos luchando por la plaza donde pueden operar.

 El Cartel Jalisco Nueva Generación está liderado en la Ciudad por Abel Miranda Rodríguez, alias El Cateo, quien mantiene una disputa con Francisco Javier Rabadan, alias El Aguacate, e Iván Peña, alias El Arcángel, del Cartel de Sinaloa.

Entre las tres que luchan por el control de la trata de personas en la Zona Oeste, que cubre el centro de la Ciudad, el fraccionamiento Soler, Playas de Tijuana y las colonias Castillo, Alemán y Altamira entre otras.

En la Zona Sur, que conecta a las colonias como Santa Fe, Langunitas, La Gloria y Pacífico, luchan por el tráfico de armas, encabezadas por Cristian Rodríguez, alias El Búho, y Cristian Yoneli Cuevas, alias El Doctor, ambos posibles residentes de Estados Unidos. Estados.

En la misma zona, pero en colonias como Camino Verde, Sánchez Toboada, Emperadores, entre otras, se pelean solo por el narcomenudeo en el punto de venta, en armas de menor escala, lo que ha generado una disputa entre David Jiménez, alias El Cabo 20 del Arellano Félix, y un narcotraficante identificado como Boca de Negra de Sinaloa.

Las colonias Zona Este El Refugio, El Florido, Bulevar 2000, Valles de las Palmas, están peleando solo por el narcomenudeo, aquí los protagonistas son Rodolfo López Arellano, alias El Solecito, del Cartel Jalisco Nueva Generación, y Edwin. Antonio Rubio, alias El Max, del Cartel de Sinaloa.

La violencia que no cesa

En solo 24 horas, del 11 al 12 de febrero en Tijuana, se reportaron 14 ejecuciones, en las que resultaron muertas 3 mujeres, y un joven de 18 años recibió heridas de bala que no son fatales.

La Cruz Roja Mexicana, atendió en 2020 a 2010 personas con heridas de bala y 413 heridos con arma blanca, mientras que en lo que va de 2021 han atendido a 204 personas con heridas de bala.

“La situación de los pacientes con Covid y heridas por arma de fuego genera una situación compleja para la respuesta de diferentes organismos de emergencia en Tijuana”, dijo Juan Carlos Méndez, coordinador de ambulancias de la Cruz Roja.

Méndez concedió una entrevista a la Fiscalía General del Estado de Baja California para hablar sobre la situación con los homicidios, sin embargo, la respuesta fue negativa en más de una ocasión.

Cabe señalar que la Fiscalía General de la Nación tiene actualmente problemas internos, ya que elementos del Ministerio Público se encuentran trabajando bajo protesta por irregularidades en los salarios el mes pasado.

México vive desde hace una década una ola de violencia producto de los enfrentamientos entre grupos criminales y la guerra militar que libra el Estado contra el narcotráfico.

El país cerró 2020 con 34.515 víctimas de homicidio intencional, a pesar del encierro por la pandemia Covid 19, una cifra ligeramente inferior al récord histórico de 34.648 casos en 2019.

La frontera de Baja California es uno de los cinco estados donde se comete la mitad de los asesinatos de México, junto con Guanajuato, Jalisco, Chihuahua y Michoacán.

Tomado de http://www.borderlandbeat.com/