Vida de lujos y ostentosos autos: así se han lucido Emma Coronel y los hijos del Chapo

Emma Coronel, la última mujer de Joaquín el “Chapo” Guzmán, insiste que tiene una vida normal; sin embargo, sus redes sociales exhiben un catálogo de lujos.

La ex reina de belleza, de 31 años, nacida en California, ha hecho público su estilo de vida, y su debilidad por los autos de lujo. Lamborghinis y ferraris, son parte del puñado de imágenes disponibles en la cuenta de Instagram @_emmacoronel_ que la esposa de Joaquín el “Chapo” Guzmán usa sin recato alguno para presumir de una vida de excesos y ostentación.

La “Kardashian” de Sinaloa presume algunos detalles de su vida en redes sociales.

En la cuenta de la también llamada “Kardashian” de Sinaloa pueden encontrase autorretratos, fotografías de joyas y viajes que obedecen a la necesidad de transmitir poder.

Las imágenes de la última esposa del “Chapo” han impactado a la sociedad mexicana, quienes especulan que Emma ha disfrutado del botín generado durante los treinta años que su esposo se dedicó a forjar frente al Cártel de Sinaloa.

Coronel se casó en 2007, cuando todavía era una adolescente, y se convirtió en madre a principios de sus veinte. Ha pasado más de un tercio de su vida en un matrimonio en el que su esposo casi siempre ha estado encarcelado o a la fuga.

La mujer conoció a Guzmán Loera en un rancho en Durango, cuando tenía 17 años. El “Chapo”, entonces en sus cuarentas y bien posicionado en la cúspide del Cártel de Sinaloa, había estado escondiéndose de las autoridades casi seis años después de haber escapado de prisión en un carrito de lavandería en 2001.

Los hermanos Iván y Jesús Alfredo Guzmán (Foto: Archivo)

Aunque él es 32 años mayor que ella, desde el primer día comenzó “una bonita amistad” entre la pareja. Cuando cumplió los 18 años se casaron en una ceremonia muy sencilla con familia y solo amigos cercanos. Era el verano de 2007.

Coronel no es la única que disfruta de una vida extravagante. Los hijos de Joaquín el “Chapo” Guzmán presumen con temeridad de su ostentosa vida en las redes sociales.

Cuentas vinculadas a los herederos del Cártel de Sinaloa mostraron, en recientes publicaciones, el interior de un vehículo BMW con dos leones cachorro. Además, de dos aeronaves, una de ellas en color rojo.

La historia se publicó el 12 de julio del año pasado a las 22:00 hora local de Ciudad de México y sólo permaneció visible durante 40 minutos.

Los expertos advierten que las fotos de los “Chapitos” son un desplante, una arrogancia que quizá corresponda a una mentalidad cortoplacista que dice: “Yo le entré a este negocio y mi vida será breve pero mientras seré el rey”.

Tomado de Infobae