Anticorrupción reabrirá la causa del Papa sobre el destino de 3 millones de euros

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido a la Audiencia de València, España, que reabra, la causa de la visita del papa, archivada por el Juzgado de Instrucción nº5, y que ordene la apertura de juicio oral para aclarar el destino de, al menos, 3 millones de euros correspondientes a las deudas que tuvo que asumir la Generalitat después de la visita del pontífice Benedicto XVI en julio de 2006.

En el escrito dirigido a la sección cuarta de la Audiencia, al que ha tenido acceso Levante-EMV, el Fiscal Anticorrupción pide que se revoque el archivo de la causa en la que están investigados, entre otros, el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el obispo Esteban Escudero.

Una petición que justifica porque, en contra de lo que asegura la magistrada, «sí que existe una pluralidad de delitos». Además, considera que, tras la investigación realizada, se desprenden «hechos que presentan claros indicios de criminalidad», por lo que no se debe «impedir o coartar la posibilidad de someter a enjuiciamiento plenario ante el tribunal competente».

Anticorrupción insiste en pedir a la sección cuarta de la Audiencia de València que revoque el archivo de la causa para Eusebio Monzó (cuando era secretario autonómico de Justicia) y vuelva a investigarlo, ya que también para él considera que existen «indicios racionales bastantes para su imputación como cooperador necesario» en el presunto delito de malversación.

Sobre este asunto, el Fiscal lanza una puya jurídica a los magistrados de la misma sección cuarta que decidieron sobreseer la causa respecto a Monzó. Una decisión con la que considera que la Audiencia «pudiera haberse extralimitado en su pronunciamiento al dejar sin efecto la resolución, impidiendo la posibilidad de su imputación».

Respecto al dinero presuntamente desviado, Anticorrupción recuerda que la Generalitat, a través de Vaersa, tuvo que asumir 884.753,85 euros en acondicionar el cauce del Turia para albergar la misa pontificia, entre otros trabajos.

A pesar de que Vaersa sí llegó a facturar a la Fundación V Encuentro mundial de las familias (Fvemf), hay obras por valor de 519.011,65 euros de las que consta que «la Fundación no pagó ni un euro».

Además, también constan otros 180.000 euros facturados por Teconsa (la empresa pantalla de la Gürtel condenada en la causa de la visita del papa juzgada en la Audiencia Nacional) a la Fvemf «de modo indebido para pagar unos supuestos trabajos de luz y sonido que evidentemente Teconsa no realizó», según el escrito.

Por último, el fiscal también cree que debería aclararse adónde fueron a parar los dos millones de euros asumidos por la Generalitat en 2010 para saldar deudas de la Fundación de los que no se aclara «lo que se paga, por qué se paga y en virtud de qué criterios de orden, prelación e importes se pagaron».

 Tomado de Antilavadodedinero / Levante.emv