Gobierno neerlandés impugnará exigencia judicial de levantar toque de queda

El Ejecutivo neerlandés saliente impugnará este martes, con un recurso urgente en los tribunales, la orden judicial de hoy que le exige levantar “inmediatamente” el toque de queda por haberlo introducido a través de una ley de emergencia sin cumplir la “urgencia” necesaria para recurrir a esta norma especial.

El Gobierno del liberal Mark Rutte tiene previsto solicitar a las 16.00 hora local (15.00 GMT) al juez que suspenda la decisión de un tribunal del distrito de La Haya, mediante lo que se conoce como un “recurso urgente” que, de recibir un veredicto favorable, podría permitirle mantener el toque de queda los próximos días, según confirma la televisión neerlandesa NOS.

Agentes de policía intentan dispersar a las multitudes durante la protesta en Eindhoven, Países Bajos, el 24 de enero de 2021. © Rob Engelaar / EFE

La restricción entra en vigor todos los días de la semana a partir de las 21.00 hora local (20.00 GMT) y hasta las 4.30 (3.30 GMT), desde el pasado 23 de enero y, en principio, debe estar en vigor hasta la noche del 2 al 3 de marzo, cuando está previsto que lleguen a su fin todas las otras medidas contempladas por el confinamiento, como el cierre de toda la actividad no esencial, que se aplica desde mediados de diciembre.

Una Corte local sentenció hoy que la Fundación Virus Waarheid, negacionista del coronavirus, tiene razón en su denuncia de que el toque de queda restringe la libre movilidad y la privacidad de los ciudadanos en base a una ley de emergencia sin tener las condiciones necesarias de urgencia, y justificó que el Gobierno tenía el suficiente tiempo para debatir esta medida y aprobarla por la vía legislativa regular, y no por vía de emergencia.

Una ley solo para otras emergencias

La Ley de Poderes Extraordinarios de la Autoridad Civil (conocida como Wbbbg, por sus siglas en neerlandés) se justifica, dijo la Corte, en una situación como “la rotura de un dique”, lo que supondría una emergencia o amenaza a la seguridad nacional, así como un desastre natural o una guerra, pero no cree que la aplicación del toque de queda por la pandemia tenga urgencia suficiente.

El ultraderechista Geert Wilders, líder del principal partido de la oposición en el Parlamento neerlandés, recordó que “siempre ha dicho que el toque de queda es desproporcionado” y exigió un debate urgente en el Congreso sobre la decisión judicial de hoy, instando también a cancelar “esas 14.000 multas indebidas” y la devolución del dinero pagado a los ciudadanos que fueron sancionados por violar la restricción.

La introducción del toque de queda a finales de enero dio lugar a fuertes disturbios y protestas contra la que es la primera restricción a la movilidad que aplica el Gobierno neerlandés en toda la pandemia, lo que llevó a fuertes enfrentamientos entre la policía y jóvenes contrarios a la medida en diferentes ciudades.

No está claro que pasará la noche de este lunes y si el Gobierno obtendrá una reacción de la justicia que le permita mantener la restricción. Desde Virus Waarheid, subrayan que “ir a los tribunales y estar en desacuerdo son valores democráticos” y celebran que su denuncia haya recibido el respaldo judicial. 

Tomado de EFE