31 personas mueren tras un brote de peste bubónica en la República Democrática del Congo

Un brote de peste bubónica en la República Democrática del Congo ha hecho que varias docenas de personas sucumban a la tan temida enfermedad, causante de la pandemia de peste negra en Europa en el siglo XIV.

Entre el 15 de noviembre y el 13 de diciembre se identificaron múltiples casos de peste en la zona de Biringi, en la provincia de Ituri, al noreste de la República Democrática del Congo, según declaró a la AFP Anne Laudisoit, de la ONG neoyorquina Ecohealth Alliance.

Al menos 520 personas han enfermado y «más de 31» de ellas han fallecido, declaró al medio el ministro de Sanidad de Ituri, Patrick Karamura.

La gran mayoría de los casos fueron de peste bubónica, con la excepción de cinco casos de peste neumónica y dos de peste septicémica, que se producen cuando la enfermedad se extiende a los pulmones o a la sangre, respectivamente.

Los más afectados fueron los más jóvenes, ya que la edad media de los pacientes era de sólo 13 años. Entre los infectados había un bebé de tres meses, según Laudisoit.

La peste, causada por la bacteria Yersinia pestis, es endémica en la provincia, donde se confirmó por primera vez en 1926. Los brotes se producen con regularidad, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) también emitió una alerta por el aumento de casos de la enfermedad en la región de Rethy, en Ituri, en julio del año pasado.

El último brote comenzó con la muerte masiva de ratas, que habían sido infectadas por pulgas portadoras de gérmenes en su pelaje. Esas pulgas empezaron a buscar nuevos huéspedes y se trasladaron a los humanos, infectándolos a través de sus picaduras.

La peste bubónica es la forma más común de la enfermedad, que se produce después de que el bacilo viaje por la sangre y ataque el ganglio linfático más cercano. Esos ganglios linfáticos hinchados y dolorosos que a veces pueden romperse se conocen como «bubones». Otros síntomas son fiebre, dolores de cabeza y vómitos.

La llamada Peste Negra, que según diversas estimaciones mató a entre un tercio y la mitad de la población europea a mediados del siglo XIV, al tiempo que afectó fuertemente al norte de África y Asia, fue la mayor pandemia de la historia de la humanidad y fue causada por la peste bubónica.

Esta temible enfermedad es ahora curable con varios tipos de antibióticos. Sin embargo, sin el tratamiento adecuado, la peste puede causar la muerte de entre el 30 y el 90% de los infectados.

Sin embargo, conseguir una atención médica adecuada en la RD del Congo es a menudo difícil, ya que su sistema sanitario adolece de falta de financiación y se ve obstaculizado por la actividad de varios grupos militantes. Además de la peste, el país centroafricano también se enfrenta a brotes episódicos de ébola, malaria, cólera, VIH y otras enfermedades.

Tomado de https://www.alertageo.org/