Tras las huellas del productor

En tras las huellas del productor, Nos dirigimos a la comunidad de Tanara nombre que se origina de dos fincas Tapagra y Naranjal, está situada a unos 45 minutos de la urbe capitalina en el área Este, específicamente en el distrito de Chepo, ahí conversamos con Pedro Vallarino, un hombre entregado al sector ganadero del país, produciendo por mas de 65 años la mejor genética de la raza brahman para Panamá y países de la región.

“Nuestros animales son como nuestras mascotas, mantenemos un estricto procesos de vacunación para protegerlos de enfermedades como la brucelosis y leucocis bovina, además se le practica un sangrado permanente desparasitándolos igualmente”.

En la Hacienda Tanara los animales se mantienen sanos y vigorosos en plena temporada seca; además mantienen su fortaleza, permitiéndoles entrar en el período de monta sin ningún riesgo, así lo confirma el médico veterinario José Sánchez Chen de Born Animal Biotechnology responsable de la “Evaluación general reproductiva en la temporada de monta” proceso que lo realiza palpando al animal y valiéndose del ultrasonido veterinario.

La faena en la hacienda Tanara como de costumbre inicia desde muy temprano y las medidas para el cuidado de los animales son extremas, pues no hay cabida para los errores que puedan generar riesgos en la alta genética del brahman, apuntó Vallarino.

Pedro Vallarino hizo énfasis en la importancia de la evaluación reproductiva ya que permite obtener resultados de la franca ovulación de la vacas o novillas para que sean introducidas en el programa de biotecnología; adelantó que sin este proceso no se puede medir si el animal está o no apto para el periodo de monta y se desperdicia la técnica de inseminación artificial a tiempo fijo que aporta y mantiene beneficios a la alta genética de todos los ganaderos del país