Atila Biosystems habla sobre pruebas fraudulentas y señala que fueron falsificadas en Guatemala

La fabricante de pruebas de coronavirus Atila Biosystems repudió este lunes 22 de febrero la falsificación de unos 30 mil test que fueron comprados por el Gobierno de Guatemala y que, de acuerdo con un comunicado, simulan ser parte de un lote que ellos produjeron y que fue enviado al país por uno de sus socios.

El caso está en manos de la Fiscalía Contra la Corrupción, la cual estableció que las pruebas fueron compradas a Kron Científica e Industrial, S. A.; sin embargo, las autoridades de Salud comprobaron que “no cumplen con la calidad ofertada y producen resultados inválidos a la hora de utilizarlas para los fines que fueron adquiridas”.

El MP investiga compra anómala de 30 mil pruebas para detectar el coronavirus por un valor de Q7.3 millones.

Las pruebas debían ser utilizadas en los hospitales regionales de Zacapa, Huehuetenango y Chimaltenango y el Gobierno pagó por ellas a Kron Científica e Industrial, S. A. Q7 millones 350 mil.

“Atila Biosystems está conmocionada al enterarse del fraude perpetrado contra el pueblo de Guatemala por un exsocio comercial que supuestamente falsificó las pruebas IAMP de Atila”, señala el comunicado.

El documento agrega que los números de embarque y los colores de los tubos de reactivos no coinciden con la producción destinada para Guatemala, por lo que consideran que ninguno de sus empleados tiene responsabilidad en el fraude y temen que las pruebas hayan sido falsificadas en Guatemala.

“Kron Científica e Industrial fue uno de los socios con los que Atila trabajó para hacer que las pruebas de covid-19 estuvieran disponibles en Guatemala. Iniciamos nuestra relación con ellos el 1 de junio de 2020 y ellos hicieron el primer pedido con el número de lote COVID20200610 de 12 kits de mil 200 pruebas disponibles para Guatemala”, refiere el documento.

Sin embargo, señala que el 18 de enero de 2021, el Gobierno de Guatemala los contactó “como parte de una investigación sobre pruebas defectuosas con el número de lote COVID20200423 que se proporcionó con la etiqueta de nuestra empresa”.

Por lo anterior, Atila hizo una investigación interna en el sistema de fabricación, pues cuentan con proveedores “fijos” de tubos de reactivos y cada componente de los kit iAMP “está codificado con un color particular” y de acuerdo con la imagen que proporcionó el Gobierno de Guatemala “ni la marca ni el color de los tubos de reactivo en el número de lote COVID20200423 coincide con lo que Atila usó para el auténtico kit iAMP”.

“Confirmamos que ninguno de los empleados de Atila proporcionó a Kron ningún envío fuera de los pedidos registrados y consultamos a nuestros socios de distribución locales y confirmamos que ninguna de las pruebas del lote COVID20200423 se vendió a Kron para su uso en Guatemala. Esto nos lleva a concluir que el presunto fraude fue una fabricación local y Atila Biosystems trabajará activamente para apoyar al Gobierno de Guatemala para garantizar que se haga justicia”.

Agrega que para evitar más complicaciones en la entrega y distribución de las pruebas iAMP en Guatemala, fue nombrado “un representante exclusivo y un punto de contacto para trabajar con las autoridades locales en el futuro”.

“La falsificación de pruebas de diagnóstico es un crimen atroz que puede provocar muertes trágicas que Atila no puede tolerar”, refiere la nota.

Además, la compañía colocó un mensaje de advertencia en página web, en la que hace un llamado a quienes adquieren sus pruebas a que si tiene dudas sobre la autenticidad de estas que se pongan en contacto con ellos.

“Se nos ha informado de pruebas fraudulentas de ATILA COVID vendidas en Guatemala. Si le preocupa la autenticidad de sus pruebas, envíenos un correo electrónico de inmediato a info@atilabiosystems.com”, señala la advertencia.

De acuerdo con la agencia de noticias AP, la ministra de Salud, Amelia Flores, solicitó al MP investigar a Juan Pablo Arocha Urbina y a Luis Alfredo Arocha Bermúdez, representantes de Kron Científica e Industrial, S. A., por los posibles delitos de estafa, perjurio, falsificación de documentos privados, conspiración y fraude. También sindica a Ronaldo Estrada Rivera, exfuncionario de Salud y actual viceministro de Cultura y Deportes, por presuntamente haber firmado el contrato de compra.

Además, se señalan los delitos de distribución y comercialización de documentos falsificados, productos farmacéuticos falsificados, dispositivos médicos y material médico quirúrgico falsificado y falsedad ideológica, detalla la información.

Tomado de https://www.prensalibre.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .