El “Mayo” Zambada está molesto con Emma, pero temen lo que puede revelar

Emma Coronel Aispuro no mantuvo un bajo perfil como hubieran querido los miembros del Cártel de Sinaloa, su madre trató de hablar con ella porque el máximo líder de la organización, Ismael Zambada García, El Mayo, hizo saber su molestia; pero la esposa de Joaquín Guzmán Loera, El Chapono escuchó; ahora se encuentra detenida en Estados Unidos y toda la valiosa información que posee podría cimbrar al grupo criminal en caso de ser revelada.

Anabel Hernández, reportera de investigación especializada en narcotráfico, analizó el caso de Coronel Aispuro con base en reportes sensibles que obtuvo de personas cercanas a la familia Guzmán Loera. La periodista trató por dos años consecutivos con la esposa del Chapo, de quien obtuvo la primera entrevista exclusiva y siguió en contacto como fuente de información.

La acusada entendió los cargos y mientras su defensa estudia el caso, podrían apelar la medida de prisión preventiva (Foto: REUTERS / Jane Rosenberg)

En los últimos informes que le fueron proporcionados, a finales del año reciente, la reportera supo que Emma Coronel terminó muy lastimada emocionalmente después del juicio a su esposo, estaba molesta y se sentía traicionada; tal como fue exhibido ante el mundo desde la Corte del Distrito Este de Nueva York, donde la ex reina de belleza escuchó estoica de los amoríos que tuvo el Chapo con tantas mujeres cuando el líder narcotraficante ya estaba casado con ella.

Emma Coronel no solo concedió cada vez más entrevistas después de 2016, también hizo público su deseo por explotar la atención que había sobre ella. Retomó el modelaje y verificó su cuenta en Instagram donde ya era una influencer con decenas de perfiles falsos. Pese a que solo tiene cuatro fotos en su espacio oficial, tantas otras imágenes de sus vacaciones o modo de vida también circularon por la red.

Habló sobre la línea de ropa que llevaría el nombre de su esposo, de alejarse del mundo criminal y trabajar como diseñadora de modas. Mientras tanto, compartía historias y TikToks para dar señales de vida a sus seguidores, a quienes presumía regalos o recomendaba marcas de maquillaje, joyería, comida, entre otros. Incluso, llegó a participar en un reality show en 2019, llamado “Cartel Crew”, que trataba sobre historias de familias de narcotraficantes.

Tanto en la familia de Emma Coronel, como del lado de los Guzmán Loera, todo ese foco mediático encendió las alarmas y levantó molestias al más alto nivel de la organizaciónBlanca Aispuro, madre de la ahora acusada en EEUU, trató de explicarle a su hija que eso no era visto de buena manera por los clanes del Cártel de Sinaloa, incluidos los hijos del Chapocontó Anabel Hernández a Infobae México. Lo que trataban de prevenir era que la influencer comenzara a revelar operaciones internas de la facción criminal.

Ismael “El Mayo” Zambada habría externado su molestia porque Emma Coronel se exhibía ante los medios y en redes sociales (Foto: Archivo)

El Mayo Zambada estaba muy molesto con esta actitud desafiante de Emma Coronel y que trataban todos de entender cómo podrían contenerla para que no pasara lo que pasó: si Emma tal vez hubiera sido más cauta, más precavida, no hubiera viajado a EEUU y no la hubieran podido detener allá”, dijo la periodista sobre los códigos criminales que violó la esposa del Chapo.

Sin embargo, aún con todas esas acciones erradas, Coronel Aispuro también posee los datos más íntimos de sus hijastrosLos Chapitos, de la familia Zambada, sus cuentas, como de las operaciones que el grupo criminal ha realizado por décadas. De ahí que se trate de una pieza clave como mensajera de su esposo, pero sobre todo, por el conocimiento que posee y podría revelar a las autoridades estadounidenses.

Emma Coronel estaba fuera de control porque estaba sumamente enojada y despechada, la persona que captura ayer el gobierno americano, no es solo una mujer que era un vaso comunicante, una confidente durante mucho tiempo del Chapo Guzmán, me consta”, reiteró la autora de “Los señores del narco” (2010).

De acuerdo con la acusación del caso 1:21-mj-00240, Emma Coronel fue mensajera del Chapo y conspiró para el envío de narcóticos hacia EEUU, ambas acciones, entre 2012 y 2017. Además, habría planeado la fuga de Guzmán Loera en julio de 2015, así como un segundo escape que no se concretó después de febrero de 2016. Tras ser arrestada en el aeropuerto internacional de Washington-Dulles el lunes recientes, fue presentada en la Corte del Distrito de Columbia donde se determinó que siguiera en prisión preventiva en Virginia; en la comparecencia aseguró que entendía los cargos, los cuales son penados con 10 años tras las rejas, hasta cadena perpetua en la máxima sentencia.

Tomado de Infobae