Panamá y oportunidades ante los TLC

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la República de Corea y las Repúblicas de Centroamérica, comenzará a regir para Panamá a partir del próximo 1 de marzo de 2021. Este Tratado fue presentado ante la Asamblea Nacional el 16 de abril y aprobado en tercer debate el 9 de julio de 2020.

De acuerdo a las autoridades, con este acuerdo, se lograron accesos interesantes respecto a nuestra oferta exportable, asegurando la exclusión total de todos los productos sensibles de Panamá. La República de Corea es el cuarto socio comercial de Panamá en Asia. El intercambio comercial con este país en el año 2019 fue de $354 millones. En el TLC se contempla acceso inmediato para productos agrícolas y agro procesados de Panamá tales como el café, el aceite de palma, pasta de tomate, ron y productos del mar.

Foto ilustrativa

Al mismo tiempo contempla accesos de mercado en condiciones preferenciales para algunos productos de nuestra oferta exportable tales como la carne de bovino deshuesada congelada, fresca o refrigerada, carne de la especie porcina congelada (jamones y paletas), yuca en todas sus
formas, frutas tropicales (piña, banano, sandía, melón, papaya), productos de valor agregado para pollo, y carne bovina, azúcar cruda y refinada, harina y polvo de pescado, entre otros.

Este es el segundo TLC que entra en vigor durante este año, luego del Acuerdo de Asociación con el Reino Unido que está vigente desde el 1 de enero de 2021. Actualmente, el país mantiene vigente estos acuerdos con Canadá, Estados Unidos, México, Perú, Chile, Centroamérica, Unión Europea, Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés), Taiwán, Singapur e Israel. Replantear los Tratados de Libre Comercio de Panamá.

Panamá ha negociado y puesto en vigencia innumerables acuerdos en la materia, entre ellos el TPC con Estados Unidos, —y ha tenido toda la intensión de proteger los sectores sensitivos de la producción nacional con la aplicación de aranceles—, pero muestra un considerable desbalance comercial entre sus importaciones y exportaciones.

De acuerdo a los exportadores panameños se debe lograr que estos TLC´s que se han firmado sirvan como una herramienta para ellos exportar y no como ha sucedido, que básicamente los que más han aprovechado son las contrapartes o socios comerciales los que exportan más a Panamá.

Los productores agropecuarios concuerdan y solicitan replantear los tratados y los convenios con algunos socios comerciales y que es el momento de sentarse a analizar qué funcionó y qué no.

En su plan estratégico, el actual gobierno apunta entre sus principales tareas establecer e implementar una Estrategia Nacional de Aprovechamiento de los actuales Tratados de Libre Comercio (TLC), acompañando al sector productivo, entre otras cosas, en el cumplimiento de los requisitos para el acceso a los mercados internacionales y fortaleciendo su competitividad.

Aumentar la Oferta Exportable

Aumentar la oferta de los rubros que actualmente se están exportando en un periodo de cinco años es uno de sus objetivos del actual gobierno. La estrategia es fortalecer la competitividad en el sector agro y eso se logrará tomando en cuenta la demanda de los mercados internacionales y permitiendo alcanzar un desarrollo económico y sostenible en la industria a través de una adecuada comercialización.

Por un lado, Panamá apuesta aumentar su oferta en varios rubros para accesar al mercado de China como el banano, la carne de res, la piña, el plátano y el café. Por otro lado, el Gobierno Nacional está fuertemente enfocado en aprovechar al máximo el gran potencial que tiene la oferta exportable de Panamá hacia los mercados estadounidenses y para ello está reforzando las capacidades de los productores y agroexportadores en cómo potenciar sus exportaciones.

En el caso del TPC con los Estados Unidos, representantes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos señalan Panamá tiene, de momento, 139 accesos de productos frutales y vegetales ya permitidos o con admisibilidad para exportación, pero menos del 10% de ese total son enviados a los mercados estadounidenses. Hay un potencial bastante grande, pero no se está aprovechando.

Los tratados de libre comercio abren oportunidades al comercio exterior de los países, pero para aprovecharlas es importante que el equipo negociador conozca a fondo la propuesta de valor de los productos y servicios que ofrece el país y que pudieran beneficiarse mediante el convenio. Esto requiere de un proceso de análisis, de inteligencia, divulgación y mercadeo para que el país promueva las ventajas competitivas que tiene como parte de los acuerdos firmados.

Por: Rigoberto González, Analista Económico del Programa Radial y de TV “Agro y Más”