Les imputan cargos y ordenan detención provisional a dos mujeres por abusos en albergues #Panamá

Las dos mujeres que el día jueves 4 de marzo fueron aprehendidas en la provincia de Panamá Oeste, como parte de las investigaciones que se adelantan por irregularidades en albergues custodiados por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf), quedarán bajo detención provisional.

Así se dispuso durante dos audiencias celebradas este viernes 5 de marzo de 2021.

En la primera audiencia, se legalizó la aprehensión de una mujer y se formuló la imputación del cargo por el delito contra la administración pública, en la modalidad de peculado, vinculada a investigaciones que desarrolla el Ministerio Público (MP) por irregularidades en albergues del país.

Esta persona imputada, que fue aprehendida en La Chorrera, ejercía como representante legal de la fundación que, hasta agosto del año 2000, administraba un albergue ubicado en Tocumen, cuya población es de menores de entre un año y los 17 años de edad.

Según las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción realizadas a la fecha, se registraron irregularidades en el manejo de más de 90 mil dólares correspondientes a subsidios estatales para la operación del citado albergue. Esta persona era la firmante de los subsidios que se recibían por parte del Estado. No se descarta que la cifra de esa cuantía sea mayor o la vinculación de otras personas.

Los hechos guardan relación con una querella presentada por el Ministerio de Desarrollo Social, en julio de 2020.

Para este mismo periodo, el MP, por medio de la Sección de Familia de la Fiscalía Metropolitana, emitió una medida de protección a favor de los menores de edad y desalojó a los administradores del albergue.

En la segunda audiencia fijada para este viernes, a pedido de la Sección Familia de la Fiscalía Metropolitana, una mujer quedó bajo detención provisional y fue imputada por la supuesta comisión del delito de maltrato del niño, niña o adolescente, por hechos registrados en un albergue infantil.

La fiscal Jessika Taylor presentó elementos recabados en diligencias de campo, allanamiento, inspecciones y entrevistas, que vinculan a la hoy imputada en estos hechos registrados en un albergue en Tocumen.

La mujer fue aprehendida durante una diligencia en Arraiján, provincia de Panamá Oeste.

Los hechos investigados datan de julio de 2020, luego de la denuncia presentada por la Senniaf; la sección familia de la fiscalía aplicó medidas de protección a los menores de edad.

En las últimas semanas se han llevado a cabo protestas afuera de la Senniaf para exigir justicia por los abusos ocurridos en por lo menos 14 albergues, documentados en un extenso informe de la Comisión de la Mujer, la Niñez y la Familia de la Asamblea Nacional.

Los manifestantes exigen los nombres de los encargados de los albergues en donde se cometieron los abusos contra los menores.