Cortizo asegura que no le pidió la renuncia al exprocurador Ulloa

El presidente, Laurentino Cortizo, afirmó este domingo que nunca le solicitó la renuncia como procurador general (fiscal general) de la nación a Eduardo Ulloa, quien dejó el cargo a raíz del escándalo de abusos sexuales y sicológicos a niños y adolescentes en albergues de menores.

“Yo no le pedí la renuncia. No, en absoluto”, respondió durante una entrevista con la cadena de televisión Telemetro Cortizo.

Presidente Cortizo nombró a Ulloa en reemplazo de la exprocuradora Porcell.

Cortizo designó a Ulloa en diciembre de 2019 tras evaluar una lista de 10 aspirantes al cargo de fiscal general para sustituir a Kenia Porcell, que renunció en noviembre de ese mismo año.

Porcell renunció a la fiscalía tras un escándalo de filtración de conversaciones del expresidente Juan Carlos Varela (2014-2019) en el que su nombre salió a relucir, y no pudo cumplir la última mitad de su periodo de diez años para el que fue nombrada.

El mandatario sí admitió que conversó con Ulloa sobre el caso de los albergues que investiga el Ministerio Público (MP), pero no para pedirle su renuncia.

Explicó que hablaron sobre casos relacionados con la estatal Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf), que administra los albergues, presentados en junio y julio pasado y sobre los que todavía “no se ha hecho lo que se tenía que hacer”, y que Ulloa le habló “mucho” del tema de “los ataques que recibía en los medios”.

El pasado 24 de febrero, Ulloa colgó un vídeo en Youtube en el que leyó su carta de “renuncia irrevocable” al cargo de procurador general que asumió el 2 de enero de 2020 para un período de cinco años.

“Debimos trabajar con un sistema incapaz de dar solución a situaciones tan criticas como el bienestar de nuestra niñez, conllevando una responsabilidad institucional, aunque no personal, por los últimos hechos que han conmocionado a la nación panameña”, argumentó Ulloa en su carta de renuncia.

Esto “obliga a tomar decisiones que evidencien esta realidad y que nos lleve como país de una manera seria y responsable a la búsqueda de una transformación del sistema de tal manera que el mismo responda al clamor de justicia de nuestra sociedad”, agregó.

El mandatario señaló que entiende esto de los ataques en los medios en razón de “estar en posiciones como estamos nosotros expuestos al poder de los escrutinios”.

“Entonces alguien que entra nuevo (al cargo) en una situación como esa a la que no está acostumbrado, a ataques por ejemplo de medios (con los que) la familia sufre mucho (…) su esposa, sus niños, lo que lleva a preguntarse si vale la pena”, indicó Cortizo.

El gobernante se abstuvo de entrar en detalles acerca de si estas presiones, como se afirma, provienen de sectores poderosos o económicos.

Aun así, Cortizo reconoció que “sí hay casos emblemáticos que en algún momento tienen que resolverse, que no pueden pasar y estar ahí durmiendo el sueño eterno, y se sabe que están en proceso ya de vista fiscal” para ir a los tribunales.

Al frente del MP está ahora de forma interina, el procurador general suplente, Javier Caraballo.

La renuncia de Ulloa ocurre en medio de las investigaciones incipientes de los abusos en albergues y cuando se preparan las vistas fiscales, de cara al inicio de los juicios, de los casos de corrupción de alto perfil más importantes en la historia del país: las tramas de sobornos de Odebrecht y FCC, que involucran a centenares de imputados, incluidos expresidentes, exministros y empresarios.

Tomado de EFE