Platini afronta una semana decisiva ante la justicia suiza

El exfutbolista y expresidente de la UEFA Michel Platini dará sus explicaciones en la nueva semana ante la justicia suiza primero como sospechoso en el caso que terminó con sus aspiraciones de presidir la FIFA y luego como testigo sobre su excolaborador Gianni Infantino.

Platini responderá primero, el lunes y martes en Berna, al fiscal Thomas Hildebrand sobre el controvertido cobro de dos millones de francos suizos (1,8 millones de euros) de manos del entonces presidente de la FIFA, Jospeh Blatter, sin mediar contrato escrito.

Será la última audiencia del francés “antes del cierre de la instrucción”, según la fiscalía. Después se determinará si es absuelto o si va a juicio.

Platini es sospechoso de “fraude”“gestión desleal”“abuso de confianza” y “falsificación”, unos cargos susceptibles de un castigo de cinco años de prisión.

Blatter debía prestar también declaración, pero sigue convaleciente tras haber estado hospitalizado en diciembre y enero, según su entorno.

El pago de Blatter a Platini tuvo lugar lugar en 2011.

Entonces eran aliados y ambos aseguran que la transacción fue por un trabajo de asesoría efectuado por el francés en el pasado (1999-2002).

La FIFA, dirigida desde 2016 por Gianni Infantino, lamenta por su parte la ausencia de contrato escrito que mencione esa remuneración y reclama a Michel Platini el reembolso.

Platini se considera víctima de un complot en el que estaría detrás Gianni Infantino, con el objetivo de apartarle del poder, y no descarta un regreso a los despachos del deporte si es absuelto, según explicó a principios de mes al diario alemán Die Welt.

El miércoles, el exjugador francés está convocado en Sarnen (centro de Suiza), esa vez como “persona llamada para dar informaciones” en la investigación abierta desde julio de 2020 sobre Infantino, según una información del diario Le Monde y confirmada por la fiscalía.

Ese asunto se refiere a tres encuentros secretos en 2016 y 2017 entre Infantino y el exfiscal general Michael Lauber, que han suscitado sospechas de colusión entre la fiscalía suiza y la FIFA.

Absuelto por la justicia interna de la FIFA, Infantino considera “absurdo” ser acusado por reunirse con un magistrado y recientemente obtuvo la anulación de una audiencia en este proceso.

El dirigente está bajo la amenaza de un segundo caso, por haber regresado en avión privado de Surinam a Suiza en 2017, con los gastos para la FIFA. El fiscal Stefan Keller, que a finales de 2020 veía en ese vuelo una posible “gestión desleal”, acaba de ser designado competente para llevar a cabo la investigación.

Tomado de https://www.24matins.es/