¡Salvaje! Indignación en el fútbol turco por una de las patadas más violentas de la historia: le pegó en la cara y lo consoló antes de irse expulsado😱

El partido entre el Denizlispor y el Gazisehir Gaziantep de la primera división del fútbol turco dejó un terrorífico episodio que se produjo después de que el joven defensor Ozer Ozdemir lanzara una salvaje patada en el rostro del brasileño Junior Maranhao.

Por la fecha 26 de la Superliga turca, ambos equipos vieron acción en el Gaziantep Stadium y nadie iba a imaginar la acción que se produjo durante el inicio del segundo tiempo cuando el partido aun estaba igualando 0-0.

El futbolista pudo retirarse del campo por su propios medios y luego volvió a ingresar para terminar el partido.

A los 50 minutos el defensor de 23 años cortó un avance por la banda izquierda del Gazisehir Gaziantep con un durísimo golpe que le costó la tarjeta roja.

La jugada en cuestión se llevó a cabo en una pelota dividida entre Ozdemir y Maranhao. Ambos futbolistas fueron por el balón yel brasileño se llevó la peor parte al recibir una inesperada patada a la altura del cuello.

Inmediatamente, el árbitro no dudó y le mostró la cartulina roja al jugador del Denizlispor mientras su colega se revolcaba por el césped. A pesar de que esbozó un reproche ante la decisión del colegiado, el propio jugador se dio cuenta de la violencia con la que salió a cortar el centro y se quedó al lado del lateral en todo momento.

El personal médico no tardó en acudir en su ayuda y fue después de unos segundos cuando el brasileño pudo ponerse de pie por sus propios medios y retirarse del campo, acompañado de los futbolistas rivales que se mostraron muy preocupados por el golpe.

Ya expulsado, el defensor lo abrazó y pareció pedirle disculpas por la patada.

En las imágenes se pudo ver al propio Ozdemir consolándolo y llevándolo fuera de la cancha junto a los médicos. Al parecer, le pidió perdón y lo abrazó antes de retirarse expulsado del partido.

Finalmente, el jugador de 34 años se recompuso del tremendo golpe y volvió al campo para finalizar el duelo que terminó con la victoria del conjunto local por 2-0 con goles de Nouha Dicko y Muhammet Demir.

La victoria le permitió al Gazisehir Gaziantep afianzarse en el séptimo puesto de la competencia, mientras que la nueva derrota del cuadro visitante los sitúa en la anteúltima posición con la misma cantidad de puntos que el colista Genclerbirligi FC (24).

Tomado de Infobae