Cazarrecompensas están al acecho de los jerarcas del Gobierno venezolano🧐

Hace un año, el Gobierno de los Estados Unidos le puso precio a la cabeza, de Nicolás Maduro. Y a partir de ese momento los cazarrecompensas empezaron activar sus radares.

En principio ofrecían $45 millones, pero después ese monto se duplicó, a $90 millones, así como a otros funcionarios que están en su régimen.

El Gobierno de los Estados Unidos ofrece $90 millones por la captura de los funcionarios del régimen de Nicolás Maduro.

El abogado Alejandro Rebolledo, explicó para el Diario ABC de España, como se han movilizado los cazarrecompensas en Caracas, para poder lograr su objetivo, que ha sido infructuoso.

Precios que ofrecen a los cazarrecompensas   por otros funcionarios

Rebolledo indicó que la lista que los cazarrecompensas tienen a personalidades como Diosdado Cabello, a quien ofrecieron una recompensa de $10 millones.

Además, el resto de las personalidades que también están en el listado son: Tareck El Aissami con 10 millones, Hugo ‘El Pollo’ Carvajal con 10 millones, Pedro Luis Martín Olivares con 10 millones, Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho con 5 millones, Rodolfo Mcturk Mora con 5 millones, Jesús Alfredo Itriago con 5 millones, Eustiquio José Lugo Gómez con 5 millones, Samark José López Bello con 5 millones y Luis Alfredo Motta Dominguez con 5 millones.

Rebolledo indicó que la recompensa se da a la persona que, de información, sobre el movimiento de estas personalidades, que son acusadas de narcotráficos.

Rebolledo indicó que, en días reciente, Diosdado Cabello denunció en su programa “Con El Mazo Dando”, que los cuerpos de inteligencias venezolanos detuvieron a nueve personas, que supuestamente estaban dando información sobre sus movimientos a los organismos norteamericanos.

Jerarcas hacen sus movimientos para no ser capturados

Rebolledo indicó que, ante esta cacería, los jerarcas del régimen de Nicolás Maduro, han tenido que realizar varios movimientos en su día a día para no ser visto por los cazarrecompesas.

Además, la ministra del Interior, el vicealmirante Carmen Meléndez, aliada de Cilia Flores, ha creado la Brigada Especial contra Grupos Generadores de Violencia por la desconfianza entre sus guardaespaldas.

En esta operación están funcionarios de la DEA y el Homeland Security Investigation, con apoyo del Departamento de Estado y de Justicia.

Tomado de https://miamidiario.com/