¿El Meduca y Minsa compiten para ver quien tiene la mayor carga de licencias con sueldo? #Panamá

El Ministerio de Educación (Meduca) es la entidad del Estado con mayor carga económica producto de las licencias con sueldo otorgadas a alcaldes y representantes de corregimientos.

De acuerdo con la lista de autoridades locales a las que la Contraloría General de la República les autorizó ese beneficio, el Meduca paga salarios a 94 jefes de municipios y de juntas comunales, lo que le cuesta $174 mil 731 dólares por mes o $2 millones por año. Los salarios producto de las licencias que paga este ministerio oscilan entre $600 y $3,225.

El segundo mayor desembolso por esta práctica lo hace el Ministerio de Salud (Minsa): 18 licencias que cuestan $38,906 por mes ($466 mil 872 al año). Los sueldos van desde $800 hasta $5,371.

Mientras, la Caja de Seguro Social desembolsa mensualmente $17 mil 712 por 11 licencias ($212 mil 455 por año), con salarios que oscilan entre $871 y $4,294.

La Asamblea Nacional es la cuarta entidad que más gasta en este concepto: $16 mil 375 por 9 licencias ($196 mil 500 al año). Los alcaldes y representantes de corregimiento que tienen licencia con sueldo en el Órgano Legislativo ganan salarios entre $1,000 y $3,500.

La Presidencia, la cabeza del Ejecutivo, incurre en un gasto mensual de $14, mil 700 por 11 licencias ($176 mil 400 al año).

En la lista de instituciones que tienen gastos por este privilegio también está la propia Contraloría, que paga una licencia de $1,359 al mes.

La cifra (3.9 millones por año) se completa con otra larga de ministerios, autoridades, direcciones, municipios y hasta universidades.

Pagar las licencias con sueldo a 30 de los 77 alcaldes del país (40%) le cuesta al erario $56 mil 280 al mes o $675 mil al año. Y las 172 de los representantes (25%), implican $270 mil mensuales, o $3.2 millones al año.

Repudio

El tema causó indignación y repudio entre representantes de distintos sectores: “abuso”, “maleantería”, “sinvergüenzura pura y dura”, y “recibir salarios sin trabajar es hurto” fueron algunos de los calificativos que recibió la práctica en redes sociales.

El abogado Ernesto Cedeño, quien solicitó esa información a la Contraloría, incluso recordó que “ningún partido político ni los representantes legales de esos colectivos se ha comprometido públicamente a modificar la ley de descentralización, a fin de eliminar las licencias con sueldos, que ya no proceden en Panamá por absurdas”.

José Isabel Blandón, presidente del Partido Panameñista, reconoció que el tema se “debe revisar”, pues consideró que son medidas que “corresponden a una realidad que ya no es”.

“Sucedía por ejemplo que maestros salían electos como representantes de sus comunidades y el salario de representante era menor al que ya recibían como maestros”, dijo. Esto, explicó, pasaba más que nada en áreas rurales. Sin embargo, tras aumentos en las últimas dos décadas y tras la creación de la ley de descentralización, consideró que “eso ya no es así”. Opinó que antes era algo que se podía justificar, pero que ya no es una realidad y se debería revisar.

Este medio contacto a Rómulo Roux, presidente de Cambio Democrático, pero no respondió.

Mientras que para el politólogo e historiador Carlos Guevara-Mann los gobiernos locales son “el foco y el origen de la escandalosa corrupción que padece el país”.

Agregó que este sistema, que según detalló se impuso en 1972 durante la dictadura militar, provee el marco para los “atropellos” que dan los alcaldes y representantes.

Consideró que más que solo revisar las leyes de descentralización y de los gobiernos locales se requieren cambios a la Constitución para “eliminar a los representantes y restaurar a los concejales”.

Tomado de La Prensa