Órgano de la ONU apunta a la presencia del cartel de Sinaloa en Venezuela

Un órgano de la ONU encargado de vigilar el cumplimiento de los tratados antidrogas señala en un informe que existen indicios de la presencia del cartel de Sinaloa en una región occidental de Venezuela fronteriza con Colombia.

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) indica en su informe anual, difundido este jueves en Viena, que en el estado Zulia se detectó la presencia de ese grupo criminal mexicano en cooperación con la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes señaló que en 2019 las autoridades venezolanas confiscaron 23 avionetas y destruyeron 36 pistas utilizadas para el tráfico de cocaína hacia el Caribe y Centroamérica.

En esa región venezolana existen pistas de despegue clandestinas utilizadas para el tráfico de cocaína hacia el Caribe y Centroamérica y la JIFE señala que en 2019 las autoridades venezolanas confiscaron 23 avionetas y destruyeron 36 pistas.

“El cartel mexicano de Sinaloa también ha sido detectado en Zulia, donde se ha aprovechado de las pistas de aterrizaje para la construcción de centros de tránsito y acopio de estupefacientes con el apoyo del Ejército de Liberación Nacional de Colombia, que amplió sus actividades en la República Bolivariana de Venezuela”, indica el informe.

“La mayoría de las pistas de aterrizaje clandestinas del país están ubicadas en el estado Zulia, que limita con la región del Catatumbo en Colombia, un área importante para la fabricación de cocaína”, agrega.

La JIFE asegura que se identificaron unas 400 pistas de despegue ilegales en Zulia vinculadas al narcotráfico y que, al parecer, los cargamentos tienen como destino principal El Salvador y Honduras.

Colombia es el país con la mayor superficie cultivada de hoja de coca, la materia prima para la cocaína, con un total de 154.000 hectáreas sembradas en 2019, dice la ONU.

La JIFE se describe como un órgano independiente y cuasi judicial constituido por 13 expertos con un mandato de cinco años y que tienen como función verificar el cumplimiento de las Convenciones internacionales sobre drogas.

El año pasado el informe de la JIFE levantó polémica al asegurar que existían indicios de que grupos delictivos relacionados con el narcotráfico habían logrado infiltrarse en las fuerzas de seguridad de Venezuela.

“Hay indicios de que, en la República Bolivariana de Venezuela, los grupos delictivos han logrado infiltrarse en las fuerzas de seguridad gubernamentales y han creado una red informal conocida como el Cártel de los Soles para facilitar la entrada y salida de drogas ilegales”, señaló este órgano el pasado año.

Tomado de https://www.elnacional.com/