Derechos Humanos en Xinjiang: el régimen chino sancionó a personas y entidades del Reino Unido

El régimen chino conducido por Xi Jinping ha impuesto sanciones a nueve personas y cuatro entidades de Reino Unido en respuesta a las restricciones “unilaterales” tomadas por el país por la represión contra la minoría étnica uigur en la región de Xinjiang. Según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, se ha decidido sancionar a estas nueve personas y cuatro entidades del país europeo “que difundieron maliciosamente mentiras y desinformación”.

A partir de hoy, las personas en cuestión y sus familiares directos tienen prohibido ingresar al continente, Hong Kong y Macao. Su propiedad en China será congelada y los ciudadanos e instituciones chinos tendrán prohibido hacer negocios con ellos”, ha indicado la cartera en el comunicado, en el que ha añadido que “China se reserva el derecho a tomar nuevas medidas”.

El país conducido por Xi Jinping está acusada de cometer un genocidio en aquella región. Boris Johnson respondió a las amonestaciones de Beijing.

Las personas sancionadas son los miembros del Parlamento británico Tom TugendhatIain Duncan SmithNeil O’BrienTim LoughtonNusrat Ghani; los miembros de la Cámara de los Lores, David Alton y Helena Kennedy, el abogado Geoffrey Nice y la investigadora y experta en Estudios Chinos Joanne Nicola Smith Finley; mientras el Grupo de Investigación de China, la Comisión de Derechos Humanos del Partido Conservador, el Tribunal Uigur y las salas del Tribunal de Essex son las cuatro entidades.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha señalado que las sanciones adoptadas previamente contra el país asiático por parte de Reino Unido violan flagrantemente el derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales”. Asimismo, ha criticado que “interfieren gravemente en los asuntos internos de China y socavan gravemente las relaciones entre China y el Reino Unido”.

El Ministerio de Exteriores chino ha convocado, además, al embajador británico en el país para expresar “una firme oposición y una fuerte condena”. “China está firmemente decidida a salvaguardar su soberanía nacional, su seguridad y sus intereses de desarrollo, y advierte al Reino Unido que no siga el camino equivocado. De lo contrario, China reaccionará resueltamente”, ha sentenciado el Ministerio de Exteriores.

China responde así a las sanciones impuestas el pasado lunes en coordinación por la UEEstados UnidosReino Unido Canadá contra dos altos cargos chinos por su participación en la represión contra la minoría étnica uigur en la región de Xinjiang.

Este jueves, antes del anuncio de las medidas tomadas por China, la portavoz del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying, ha avisado que el país tomaría “las medidas necesarias de forma justa y equilibrada contra los que difamen y ataquen brutalmente a China y socaven la soberanía, los intereses y la dignidad del país”.

Por otro lado, las autoridades de la región de Xinjiang, que se encuentra en el noroeste de China, han manifestado su oposición y condena a las sanciones y han reiterado que los enviados de la UE “siempre retrasan las visitas a la región”, según recoge la agencia de noticias Xinhua.

En los últimos días han aumentado las tensiones entre el bloque occidental y el gigante asiático a través del intercambio de sanciones y críticas entre ambas partes por la supuesta violación de los Derechos Humanos en la región de Xinjiang.

Estados Unidos ha calificado, en varias ocasiones, como “genocidio” los actos de China sobre los uigures, de origen turco y religión musulmana, y otros grupos minoritarios que residen en la Región Autónoma de Xinjiang, en el noroeste de China. China ya ha rechazado las acusaciones vertidas sobre represión o genocidio contra los uigures. En particular ha negado la existencia de campos de detención y asegura que se trata de instalaciones para la formación vocacional y para erradicar el extremismo islámico y el separatismo.

Reacción del Reino Unido

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó el viernes que “respalda firmemente” a los diputados y a otras personas y entidades de su país sancionados por el gobierno de Pekín por expresarse en defensa de la minoría musulmana uigur.

Los diputados y otros ciudadanos británicos sancionados hoy por China están desempeñando un papel fundamental al arrojar luz sobre las graves violaciones de los derechos humanos que se están perpetrando contra los musulmanes uigures”, tuiteó Johnson. “La libertad de oponerse a los abusos es fundamental y los respaldo firmemente”.

Con información de Europa Press y AP