Hospitalizada está la venezolana que llegó a Panamá contagiada con la cepa de Brasil. Su esposo y dos hijas tienen el virus

La paciente con la nueva variante brasileña de covid-19 que ingresó a Panamá por el Aeropuerto de Tocumen, se mantiene hospitalizada.

La doctora Nadja Porcell, directora general de Salud, reveló en Jelou, de TVN, que se trata de una mujer venezolana residente en Panamá, de 36 años de edad. que viajó a su país natal, de allí se fue a Brasil, regresó a Venezuela y de allí regresó nuevamente a Panamá con una prueba de covid-19 negativa.

Sin embargo, se fue sintiendo mal a los días de haber llegado.

La doctora Porcell explica que los síntomas de la nueva cepa son similares al virus que ya estaba en Panamá, pero más intensos. Manifestó que la afectada refería cefalea, un poco de tos y una debilidad severa, por lo que causó alerta, presentó ya un cuadro febril. se le aplicó la prueba de covid-19 y fue hospitalizada.

Al dar positivo a la prueba de covid-19, se hizo una trazabilidad que abarcó incluso a los pasajeros de los aviones en que viajó la mujer. Hasta el momento, de acuerdo a Porcell, nadie más ha dado positivo con la nueva cepa en el país, a excepción del esposo de la afectada, un hombre de 38 años; y su hija, una niña pequeña, todos contagiados con la nueva cepa brasileña. Se mantienen estables.

Las autoridades de Salud reiteran que esta variante de la covid-19 tiene la particularidad de ser más contagiosa, virulenta, patogénica y transmisible de las que circulan en todo el mundo y puede ser dos veces más transmisible, causar enfermedad severa y letalidad en personas jóvenes.

La doctora recomendó si pueden evitar la movilización hacia esa zona del Continente es preferible. “Si pueden evitar movilizarse, mucho mejor”.

Explicó que se mantiene la recomendación a la población de no viajar a ningún país de Suramérica y de tener la necesidad de hacerlo, tomar en cuenta las disposiciones establecidas en el Decreto No. 260, que anuncia algunas restricciones ante la aparición en Panamá de la variante brasileña.

El Ministerio de Salud informó a la población que a partir de las 12:01 a.m. de este miércoles 31 de marzo toda persona que ingrese a Panamá desde cualquier país de Suramérica, ya sea por vía área, marítima o terrestre, deberá traer una prueba covid-19 negativa con 48 horas antes de su llegada al país y luego deberá hacerse una nueva prueba covid-19 obligatoria a costo del viajero.

El Decreto Ejecutivo No. 260, de hoy 29 de marzo, establece que si el pasajero sale positivo deberá ingresar inmediatamente a un hotel hospital para realizar su aislamiento y seguir el tratamiento de acuerdo a los protocolos establecidos en Panamá por la autoridad sanitaria.

Si la prueba resulta negativa la persona estará en cuarentena por cinco días en su domicilio u hotel en Panamá. Después del quinto día el MINSA le realizará una nueva prueba COVID-19 para descartar que en este periodo haya desarrollado la enfermedad o síntomas.

La doctora Porcell insistió además que este fin de semana, viernes Santo, las personas se mantenga dentro de la burbuja familiar.

Con información de Mi Diario