Estudio israelí revela que receptores transplantes de órganos no desarrollaron anticuerpos pese a haber sido vacunados

En base a dos investigaciones realizadas en los hospitales israelíes Beilinson y Sheba de Tel Hashomer, se detectó que se registró una disminución en la cantidad de anticuerpos contra el coronavirus en las personas que atravesaron en el pasado transplantes, pese a haber recibido las dosis de las vacunas.

Es así que, el 82% entre quienes recibieron un transplante de pulmones no desarrollaron anticuerpos en la cantidad suficiente, incluso tras haber recibido las dos dosis.

Ruthi Rajmimov, directora del Servicio de Trasplante de Riñón del Beilinson, señaló al canal 13 de Israel que “en el marco de un estudio con alrededor de 300 receptores de trasplantes, se encontró que alrededor del 75% de ellos no desarrollaron anticuerpos en respuesta a la vacuna”.

“Los receptores de los trasplantes pensaron que estaban vacunados después de recibir las dosis de la vacuna, y de hecho salieron del aislamiento y ahora estamos viendo una ola de morbilidad severa e incluso mortalidad entre los receptores de trasplantes de riñón”, indicó.

El daño a los receptores de trasplantes se debe a los tratamientos que reciben para que su cuerpo no rechace el órgano trasplantado, éstos- por los tratamientos- deterioran la capacidad del sistema inmunológico para desarrollar los anticuerpos en respuesta a la vacuna. Aún se desconoce la cantidad de anticuerpos desarrollados por los pacientes sometidos a quimioterapia.

Ayer se informó en Israel que el Laboratorio Central de Virus anunció que se descubrió una nueva mutación israelí.

Cabe destacar que la vacuna es eficaz contra este desarrollo del virus. Hasta ahora, 181 personas fueron infectadas con la variante, que es exclusiva de Israel.

La variante israelí contiene un gen similar al encontrado en la mutación británica, que es la cepa dominante en Israel y comenzó a aparecer en el 90% de las muestras a partir del pasado mes de febrero de 2021.

Tomado de Agencia AJN