Entra en vigencia estado de excepción en ocho provincias de Ecuador afectadas por contagios de COVID-19

El Gobierno de Ecuador puso hoy viernes en vigencia un estado de excepción por 30 días y toque de queda hasta el 9 de abril en ocho provincias del país con el fin de frenar el aumento de contagios de COVID-19 y evitar la sobrecarga del sistema de salud.

La decisión fue adoptada hacia la medianoche del jueves por el presidente del país, Lenín Moreno, a través del decreto ejecutivo 1.282, en el que declaró el estado de excepción en las provincias de Azuay, El Oro, Esmeraldas, Guayas, Loja, Manabí, Pichincha y Santo Domingo de los Tsáchilas.

Según el decreto, el estado de excepción focalizado se adopta “por calamidad pública” en esas provincias, donde se ha agravado la situación de la COVID-19 con un aumento de contagios y fallecidos.

El jueves, el Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE), que maneja la crisis sanitaria en el país, recomendó al Gobierno tomar esta medida para frenar los contagios ante la saturación en la capacidad hospitalaria.

El estado de excepción incluye un toque de queda desde hoy hasta el 9 de abril, desde las 20:00 hora local hasta las 05:00 hora local.

Además, la prohibición de circular en vías y espacios públicos en dichas provincias en los términos que disponga el COE, que podrá extender la medida en función de la evolución de contagios.

Se prohíbe también la realización de todos los eventos públicos y de concentración masiva en las ocho provincias, así como se restringe la libertad de tránsito y movilidad.

De esta restricción se excluye al personal de salud; servicios de emergencias y control; sectores estratégicos; exportador y su cadena logística; prestación de servicios básicos y recolección de desechos, y proveedores de alimentos.

En el decreto se determina además la limitación del ejercicio del derecho a la libertad de asociación y reunión, únicamente, con la finalidad de evitar reuniones y aglomeraciones que provocan un “contagio acelerado”.

La Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de manera conjunta se encargarán del orden público, el cumplimiento de las restricciones y de las limitaciones establecidas.

Ecuador sumó hasta el jueves 330.388 contagios de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, mientras que las muertes totalizaron 12.003 tras sumar otras 26 en el último día.

El Gobierno de Moreno decretó estado de excepción en marzo de 2020, al inicio de la emergencia sanitaria por la pandemia en el país, medida que fue prorrogada en varias ocasiones hasta que en septiembre pasado la Corte Constitucional negó su extensión.

La entrada en vigor del estado de excepción focalizado en las ocho provincias coincide con el inicio hoy de un feriado nacional de tres días por Semana Santa, para el que el COE también impuso restricciones en todo el país.

Tomado de http://spanish.xinhuanet.com/