Solo nueve embajadores son de carrera diplomática #Panamá

El criterio político y el amiguismo siguen prevaleciendo en el Gobierno al momento de designar a las personas claves del servicio exterior del país.

Hasta el momento, solo nueve de las 56 embajadas que tiene Panamá en diversos países del mundo están ocupadas por embajadores de carrera diplomática. Buena parte de los embajadores son veteranas figuras del oficialista Partido Revolucionario, sus familiares, amigos, donantes o allegados.

Foto ilustrativa

La fórmula se repite en los distintos consulados: ninguno de los 144 que existen están dirigidos por funcionarios de carrera.

Por estos días, el Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo de la canciller Erika Mouynes, lanzó las reglas para el concurso público de ingreso a la carrera diplomática y consular 2021. Se escogerán a 20 secretarios terceros de carrera diplomática consular.

Carrera diplomática, el reto de la política exterior

La carrera diplomática es uno de los grandes retos de la política exterior panameña: gobierno tras gobierno se repite la práctica de nombrar a embajadores y cónsules con criterio político, o por las cercanías a los círculos de poder.

En la actualidad, solo nueve de las 56 embajadas panameñas repartidas en el mundo, están dirigidas por funcionarios de carrera diplomática. La lista podría llegar a 10 si una persona nombrada recientemente en una embajada, y cuyo nombre no fue dado a conocer, recibe el beneplácito del país donde fue asignado.

En los consulados, el escenario es peor: no hay ninguno de carrera; 53 de los 144 consulados que tiene Panamá en diversas partes del mundo son manejados por la Dirección de Marina Mercante, de la Autoridad Marítima de Panamá.

En total, solo 63 de los más de 200 funcionarios del servicio exterior son de carrera diplomática, lo cual no es garantía de altos estándares, pero sí contribuye a evitar la improvisación o politización.

La información fue suministrada por Ana Leny Villarreal, de recursos humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, en la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional. Villarreal acompañó a la canciller Erika Mouynes, y a la viceministra de esa cartera, Dayra Carrizo, a sustentar traslados de partidas para el servicio exterior, entre otros.

“La columna vertebral del Ministerio de Relaciones Exteriores es la carrera diplomática. Hay varias líneas de acción que tenemos definidas para darle el respaldo y el reconocimiento que se merecen”, dijo la canciller, al responder una pregunta del diputado Gabriel Silva sobre el servicio exterior y el dinero que solicitó.

La ministra explicó que no es que llegaron a marzo y se les ocurrió hacer nuevas solicitudes de traslado, sino que producto de la pandemia se acumularon necesidades para el funcionamiento de las legaciones.

“Estamos obligados, por ley, a abrir a carrera, a darle oportunidad a nuevos panameños para que accedan a esa carrera. El año pasado no se hizo eso, y este año nos hemos comprometido, y hay un concurso abierto”, aseguró.

Mouynes explicó que precisamente están por partir al servicio exterior 17 funcionarios de carrera.

El concurso

En la resolución 521 del pasado 5 de abril (Gaceta Oficial 29256), la Cancillería dicta las instrucciones para el desarrollo del concurso público de ingreso a la carrera diplomática y consular.

Se llenarán 20 vacantes para terceros secretarios de carrera diplomática consular. Entre los requisitos está el de tener una licenciatura, postgrado, maestría o doctorado en relaciones internacionales o política exterior. Pero, en razón de las necesidades, se podría evaluar la participación de profesionales de otras disciplinas. Las inscripciones van del 14 de abril al 4 de mayo. Los interesados deben completar un formulario disponible en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores. Durante la gestión de Isabel de Saint Malo, quien fungió como canciller en la administración 2014-2019, se consolidó la academia diplomática.

La política

Buena parte de los embajadores y cónsules designados en el gobierno de Laurentino Nito Cortizo tienen vínculos con el oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD). Juan José Amado, exembajador en Corea y Japón, y veterana figura del PRD, es el embajador en Costa Rica.

Otros miembros de la vieja guardia de ese partido que ahora son embajadores son Reinaldo Rivera (Cuba), Alfredo Oranges (México) y Hugo Guiraud (Guatemala). Jaime Sosa Berbey, cónsul en Houston, es el dueño de Starmark Consultores, S.A., la encuestadora que en la campaña de 2019 le daba amplia ventaja a Cortizo.

Virginia Ábrego, hija del diputado perredista Roberto Ábrego, es la cónsul en Génova, Italia, y José María Paniza, sobrino del exdiputado Pedro Miguel González, secretario general del PRD, es el actual cónsul en Amberes, Bélgica.

Son solo algunos ejemplos, porque la lista es larga.

Tomado de La Prensa