El caso del pescador que resultó un falso positivo #Colombia

Una de las estrategias de las Fuerzas Militares es identificar y golpear los objetivos de alto valor de las organizaciones criminales, pero, aunque se creía que los falsos positivos en el Ejército eran cosa del pasado, SEMANA conoció la historia de un pescador en el departamento de Bolívar a quien le crearon un perfil delincuencial y lo identificaron como integrante de la subestructura Luis Fernando Gutiérrez del Clan del Golfo.

La historia se remonta al pasado mes de octubre, cuando en el municipio de Río Viejo, Bolívar, Deivis Arévalo Guillén fue detenido por unidades de la Policía y del Ejército.

Foto ilustrativa

Al verificar sus antecedentes, tenía una orden de captura por el delito de homicidio, por lo cual fue detenido. Estando a órdenes de las autoridades, la fiscal que conoció el caso decidió dejarlo en libertad porque su orden de captura había expirado.

No había méritos para mantenerlo detenido. La historia de Deivis tomó un giro inesperado cuando se enteró de que, luego de su captura, el Ejército lo estaba señalando como integrante del Clan del Golfo.

SEMANA obtuvo acceso a la información secreta del Ejército y se puede ver que, efectivamente, una unidad militar a cargo del teniente coronel Miker Macareno Chacón, comandante del Batallón de Infantería Mecanizada n.° 4, le habría armado un perfil delictivo, incluso lo bautizaron con el alias de Guillén. Deivis, un pescador de 40 años, de un plumazo, resultó con un prontuario criminal que lo señalaba de haber ingresado al Clan del Golfo en 2019, al llegar de El Banco, Magdalena, prófugo por el delito de homicidio.

Además, que en 2020 recibió la orden de desplazarse al área rural del municipio de Río Viejo, donde supuestamente empezó a cobrar extorsiones a comerciantes y ganaderos. SEMANA habló con Deivis sobre la información que tenía en su contra el Ejército y negó todas las vinculaciones.

“Yo nunca he pertenecido al Clan del Golfo. Soy una persona pobre, pero honrada, un pescador, todo el mundo me conoce acá en Río Viejo”, dijo. El caso se convirtió en un alboroto en Río Viejo, la Personería Municipal intervino y con una carta exigió al Ejército que rectificara las acusaciones. La Alcaldía envió otra al coronel Chacón pidiéndole los soportes que demostraran la relación de Guillén con el Clan del Golfo.

“De acuerdo a estas inconsistencias solicitamos soporte del antecedente de esta persona (Deivis Arévalo Guillén) verificado por ustedes”, dice un aparte de la carta a la que tuvo acceso SEMANA y que fue firmada por la secretaria de Gobierno, Miledis Lozano.

Finalmente, la Fuerza de Tarea Conjunta Marte afirmó que “la persona allí mencionada (Deivis Arévalo) no cuenta con posibles vínculos con el grupo armado organizado Clan del Golfo”. Frente al coronel Chacón, SEMANA conoció que el nombre del oficial reposa en las páginas del informe ‘Deudas con la Humanidad 2’, del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), en el que lo relacionan con un presunto caso de falso positivo (asesinato extrajudicial) en 2004

.El pescador Guillén aseguró que espera unas disculpas del Ejército, que lo hizo pasar como miembro de la organización narcocriminal más grande del país con información que aún no sabe de dónde salió. Sin embargo, quedan varios interrogantes que esperan una respuesta del coronel Chacón. ¿De dónde salió la información que relaciona a Guillén con el Clan del Golfo? ¿Quién dio la orden de crearle un prontuario criminal? ¿Quién verifica esa información de inteligencia?

Tomado de Revista Semana