Crisis laboral en Panamá. Hay miles de desempleados

Panamá vive una severa crisis laboral, con miles de desempleados, cientos de contratos suspendidos y una bajísima generación de nuevos empleos.

A febrero de 2021 se tramitaron 27 mil 776 nuevos contratos en el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

Foto ilustrativa

Esta cifra es 50.5% inferior a los 56 mil 163 contratos tramitados a febrero 2020, según los datos recopilados por la Contraloría General de la República.

Estos registros de contratos no reflejan únicamente la apertura de nuevas plazas de trabajo. En este reporte se contabilizan renovaciones contractuales y también es el reflejo de las rotaciones de puestos laborales propias del mercado.

Con la pandemia, la parálisis comercial y el confinamiento impuesto por el Gobierno, la mayoría de las empresas se vieron en la necesidad de reducir la jornada laboral de sus trabajadores o suspender sus contratos de forma temporal, situación para algunos ya lleva más de un año.

En base a esta dinámica, al 31 de marzo de 2021 se habían reactivado 140,379 contratos de los 284,209 originalmente suspendidos.

Para el consultor René Quevedo, estas estadísticas reflejan la complicada coyuntura y gran incertidumbre que atraviesa el empleo asalariado privado.

En resumen, la generación de nuevos empleos formales a febrero 2021 fue muy por debajo de lo que era en el 2020, previo a la pandemia. Y hasta marzo de 2021 todavía la mitad de los contratos suspendidos no habían sido reactivados. Igualmente, predominan los contratos temporales de un año contra otro, una tendencia relevante en la nueva realidad laboral.

Según el Instituto de Estadística y Censo, en el 2020 se perdieron 288 mil 951 puestos de trabajo, todos pertenecientes al sector privado, que ha sido la gran víctima en medio de la pandemia, mientras la planilla estatal aumenta.

El comercio, el turismo y la construcción se encuentran entre las actividades cuyos trabajadores se han visto más afectados debido a la crisis que atraviesa el país, cuya estabilidad en este momento depende de la rapidez con que se aplique el proceso de vacación del país.

Tomado de La Prensa