“Se los daba a los cerdos”: La horrorosa historia de Susan Monica quien confesó 17 asesinatos y solo la condenaron por dos

Inicialmente, Susan Monica afirmó que solo mató a Robert Haney porque encontró a los cerdos comiéndolo vivo y quería sacarlo de su miseria.

La propiedad de Susan Monica parecía espeluznante para los demás, especialmente porque supuestamente confesó que 17 cuerpos fueron enterrados allí.

Susan Monica en la corte el 14 de abril.

Monica nació como Steven Buchanan en California en 1948. Sirvió en la Marina de los Estados Unidos durante la Guerra de Vietnam. Después de una alta honorable, comenzó a vivir como mujer.

“Se metió en una carrera de ingeniería y tuvo mucho éxito”, contó el ex detective del alguacil del condado de Jackson, Eric Henderson.

En 1991, Monica compró una granja en Oregon. Tenía una manada de cerdos, criaba gallinas y dirigía un negocio de construcción de puertas y rejas de hierro forjado llamado White Queen Construction.

Cuando Monica compró su propiedad por primera vez, eran bosques sin desarrollar. Erigió un granero grande y comenzó a trabajar en una casa. En 2013, contrató a Robert Haney. “Él era su obrero y carpintero. Todo lo que ella le pidió, él lo hizo”, recuerda el ex empleado Sean Leimanis.

Robert había encontrado a Monica a través de un anuncio en Craigslist.

“Mi papá y Susan Monica tenían un trato. Mi papá obtendría una parte en efectivo y podría quedarse en la propiedad. Mi papá acordó construir una casa de abajo hacia arriba”, explicó su hijo Jesse Haney

Jesse asegura que su padre disfrutaba de la paz y la tranquilidad de vivir solo en el bosque. Sin embargo, las cosas se pusieron demasiado tranquilas en diciembre de 2013.

“No habíamos visto ni tenido noticias de mi papá durante dos meses. Todos comenzamos a sentir pánico”, exclamó Jesse.

El 1 de enero de 2014, los niños de Haney condujeron para ver cómo estaba su padre. Hablaron con Monica, quien afirmó que no lo había visto desde que renunció cuatro meses antes.

Susan Monica dijo que mi papá básicamente se fue. Quería que fuéramos a recuperar las cosas de nuestro padre”, dijo Jesse a los productores.

Pero cuando vieron su remolque, los Haney supieron que algo andaba mal.

“Su chaqueta de cuero estaba allí. Su perro seguía corriendo y todas sus herramientas estaban allí. Hizo que se me erizaran los pelos de la nuca”, recuerda Jesse

Los Haney presentaron un informe de personas desaparecidas ante la Oficina del Sheriff del condado de Jackson. Se enteraron de que habían pasado meses desde que alguien había visto a Robert y él había vivido de dinero en efectivo, todo lo cual dificultaba el seguimiento de sus movimientos.

Los detectives se dirigieron a la propiedad de Monica para preguntarle sobre la desaparición de Robert.

La propiedad estaba abarrotada de vehículos, escombros y estructuras improvisadas. “Estoy pensando para mis adentros mientras llegamos me decia: ¿Estamos aquí en Le Dimensión Desconocida?”, recordó Henderson.

Monica aseguraba que Robert había vivido y trabajado en su propiedad durante seis meses, pero tuvo un mal giro en el otoño.

“Recibió una llamada telefónica preocupante de un miembro de la familia que había sido víctima de un asalto y estaba realmente molesto por eso”, relató Henderson.

Monica afirmó que Robert luego comenzó a beber en exceso y a actuar de manera errática y finalmente le dijo que se iría por un tiempo y le pidió que cuidara a su perro.

Las autoridades pudieron rastrear la tarjeta de transferencia de beneficios de Oregon Trail Electronics de RobertSe enteraron de que se había utilizado por última vez en diciembre de 2013 en un Walmart de Oregon, a unos 25 minutos en carro de la propiedad de Monica.

“Se había utilizado en una fecha después de que Susan Monica dijera que había desaparecido”, señaló el fiscal adjunto de distrito del condado de Jackson, Allan Smith.

Luego, los detectives revisaron las imágenes de las cámaras de seguridad, que mostraban a Monica usando la tarjeta EBT de Robert.

“Fue entonces cuando pensé, ‘Está bien, tenemos algo más aquí’”, dijo Henderson. “Estaba realmente preocupado de que hubiera algún juego sucio involucrado”.

Los agentes ejecutaron una orden de registro en la propiedad de Monica por fraude. Los oficiales quedaron desconcertados por la miseria, que incluía montones de basura, comida podrida y desechos industriales.

“Yo describiría esa propiedad como espeluznante. Había un olor muy fuerte allí, mucha descomposición “, dijo la ex-detective del alguacil del condado de Jackson, Julie Denney.

Luego, los investigadores detectaron algo realmente perturbador: Una pierna humana en un estanque de captación.

“Estaba claro que no era un hueso de animal. Me pareció que era una pierna humana que había sido amputada en la parte media del fémur, hasta los dedos de los pies”, dijo Denney.

Los detectives llevaron a Monica a la estación del sheriff para interrogarla. Después de enfrentarse al descubrimiento de una pierna humana en su propiedad, contó una historia extraña e inquietante.

Monica afirmó que un día del otoño anterior, encontró a sus cerdos en un frenesí alimenticio. Cuando miró para ver qué era, vio a Robert tirado allí “con las tripas por todos lados”.

“Lo estaban comiendo, lo que yo creía, vivo”, dijo Monica a los detectives durante la entrevista. Ella dijo que no podía detener a los cerdos, así que tomó su arma y le disparó.

“Lo saqué de su miseria”, dice en el audio. “Hago eso por mis animales y esta fue la primera vez que lo hice por un ser humano y sabía que estaba mal, pero si fuera uno de mis cerdos el que sufre, habría hecho lo mismo”.

La granja de Susan Monica.

Monica dejó el cuerpo de Robert en la pocilga hasta que los cerdos se llenaron. Después de un par de días, recogió sus restos y los puso en bolsas de basura. Más tarde, un animal salvaje se metió en una de las bolsas y arrastró el pie hasta el estanque, afirmó.

Monica dijo que no les contó a las autoridades sobre el incidente porque temía que mataran a sus cerdos. Cuando se le preguntó qué más podrían encontrar los investigadores en su propiedad, ella se derrumbó y les dijo que encontrarían algo peor.

Monica dibujó un mapa de su propiedad y en el medio puso una “X”. “Justo ahí. Ahí es donde encontrarás a Steve”, le confesó Monica a Henderson.

“Steve” era Stephen Delicino, un obrero que trabajaba en la propiedad de Monica un año antes de que llegara Robert.

Monica afirmó que en el verano de 2012, dos de sus armas desaparecieron. Ella asegura que los encontró en las pertenencias de Delicino y lo confrontó. Se metieron en una especie de lucha libre, alegó, y el arma se disparó, disparándole a Delicino en la nuca. En lugar de matarlo, Delicino se puso de pie y persiguió a Monica hasta su granero, donde tomó su rifle.

“En un momento durante la lucha, Stephan estaba de rodillas, ella estaba encima de él, tomó el rifle y le disparó en la cabeza”, explicó Henderson.

Ella alimentó a los cerdos con el cuerpo de Delicino y luego enterró lo que quedaba.

Antes de que terminara la entrevista, Henderson le preguntó a Monica si había otros cadáveres en la propiedad. Tuvo una respuesta realmente escalofriante.

“Me dijo que si me hablaba de los otros 17, pasaría el resto de su vida en la cárcel”, recuerda Henderson.

Monica fue arrestada el 14 de enero de 2014 y acusada de dos cargos cada uno de asesinato y abuso en primer grado de un cadáver, así como un cargo de robo de identidad. Posteriormente, sus cerdos fueron sacrificados.

Durante las siguientes semanas, decenas de investigadores de la escena del crimen registraron la propiedad de Monica y cavaron más de 100 hoyos. Encontraron los restos de Haney, Delicino y numerosas pertenencias personales, incluida una gran pila de zapatos, pero ningún otro cuerpo.

En el juicio de Monica en abril de 2015, su ex compañera de celda Jordan Farris en la cárcel del condado de Jackson testificó que Monica le dio una tarjeta de cumpleaños firmada, “La asesina más dulce del condado de Jackson”, informó.

Farris también testificó que Monica le había dicho la verdad sobre el asesinato de Robert.

“Susan me dijo que Robert y ella discutieron porque él estaba borracho y estaba tratando de convencerla. Ella le disparó y luego lo empujó a la pocilga”, testificó Farris.

Después de deliberar durante una hora, un jurado encontró a Susan Monica culpable de todos los cargos el 21 de abril de 2015. Fue sentenciada a un mínimo de 50 años de prisión, informó el periódico Oregonian en 2015.

Los funcionarios todavía se preguntan si Mónica reclamó otras víctimas a lo largo de los años.

“Mi opinión sobre lo que me dijo de la posibilidad de que otras 17 personas estuvieran allí fue que era cierto”, concluye Henderson. “Creo al cien por cien que hay más gente ahí fuera”.

Tomado de Oxygen
Traducción libre de lapatilla.com