Una vida de ostentación: estas fueron algunas de las propiedades más lujosas de Pablo Escobar en Colombia y el mundo

Pablo Emilio Escobar Gaviria fue, sin lugar a dudas, uno de los hombres más poderosos y temidos en la historia del país. Durante muchos años el fundador del extinto Cartel de Medellín, monopolizó la producción y consumo de cocaína en todas sus etapas, llevando a sumergir al país, entre los 70´s, 80´s y 90´s, en una época plagada de narcotráfico, grupos criminales y asesinatos que, más de 25 años después de su muerte, siguen dejando secuelas.

Durante su imperio del narcotráfico, la fortuna de Escobar fue tal, que entre 1987 y hasta 1993 hizo parte de la revista Forbescomo uno de los hombres más ricos del mundo: en 1989, incluso, fue catalogado como la séptima persona más rica del mundo. A mediados de la década de 1980, se estima que el Cartel de Medellín recaudaba aproximadamente 420 millones de dólares a la semana, lo que se vería reflejado en unos 22 mil millones de dólares al año.

El narcotraficante, fundador del extinto Cartel de Medellín, adquirió con su capital ilegal ostentosas propiedades en diferentes lugares.

Su vida, dedicada a la política, pero sobre todo al narcotráfico, trajo consigo algunas de las propiedades más lujosas y recordadas de la época. A continuación, le mostramos un listado con las que contó el narcotraficante antes de fallecimiento un 2 de diciembre de 1993.

Hacienda Nápoles:

Esta es, por lejos, la propiedad más apreciada y simbólica de Pablo Escobar y de la época del narcotráfico. Conformada en 1978 junto con su primo, Gustavo Gaviria, contó con la extensión de unas 3 mil hectáreas en el municipio de Puerto Triunfo, departamento de Antioquia.

En la entrada de la Hacienda, sobre el arco principal, se exhibía -y aún se mantiene- una réplica de la primera avioneta con la que Escobar transportó cocaína hacia Estados Unidos. Además, en su interior se construyeron varios edificios con decenas de habitaciones, seis piscinas, 27 lagos artificiales, una gasolinera propia, pista de aterrizaje, entre otras excentricidades.

Sin embargo, otra de las particularidades de estos terrenos fue que el narcotraficante transportó gran cantidad de animales nativos de África y otras partes del mundo para construir un zoológico: allí se encontraban hipopótamos, zebras, jirafas, venados, canguros, flamencos y hasta camellos.

El propio Escobar aseguró que la propiedad estaba avaluada en unos 4.500 millones de pesos en 1983. En sus instalaciones ocurrían las reuniones de los líderes del cartel de Medellín, Gonzalo Rodríguez GachaCarlos Lehder, los Hermanos Ochoa Vásquez, por ejemplo.

La Casa Rosada:

La ‘Casa Rosa’ de Pablo Escobar. Foto: Youtube / 20 minutos

Esta mansión de color rosado se encontraba en una exclusiva zona de de Miami Beach, Estados Unidos, y fue uno de los lugares donde vivió el narcotraficante colombiano, quien la adquirió en la década de 1980 por 762.000 dólares. Esta contaba con una lujosa vista hacia el mar y muy cerca tenía a disposición un muelle.

Cuando la Administración de Control de Drogas (DEA) incauto la propiedad en 1987, muchos fueron los interesados en adquirir la propiedad. Christian Berdouare, fundador de la cadena Chicken Kitchen, y su esposa, Jennifer Valoppi, premios Emmy por investigaciones periodísticas, no dudaron en pagar casi 10 millones de dólares por esta en 2014.

Luego de varias sospechas, la pareja derrumbó la mansión en 2016 y contrató un equipo de especialistas para intentar descubrir tesoros y objetos de valor que pudieran estar en ella. Sin embargo, la búsqueda no prosperó y Berdouare vendió la propiedad en diciembre de 2020 a Jarett Posner, fundador de BMC Investments, quien afirmó que plantea construir otra lujosa propiedad.

La Manuela:

Esta finca estaba ubicada en el municipio de El Peñol, Antioquia, y fue nombrada así en honor a la hija menor de Escobar. En total abarcaba ocho hectáreas y actualmente es administrada por la Alcaldía de dicho municipio. Pese al paso de los años, la propiedad aún se mantiene en buenas condiciones estructurales, destacando la casa del mayordomo, una cancha de fútbol una piscina y una estructura redonda en su interior, en la cual hace poco funcionó un restaurante para turistas.

La Manuela está ubicada en el embalse El peñol, de la zona turística de Guatapé.

El predio le pertenece al Estado desde 2005, cuando se emitió una sentencia de extinción de dominio sobre este. Además, cabe destacar que algunas de las edificaciones presentes sobrevivieron a unos atentados a principios de la década de 1990 por parte ‘Los Pepes’, un grupo que era perseguido por Pablo Escobar.

‘La casa Magna’:

Una de las propiedades más importantes de Escobar en el exterior era la llamada ‘Casa Magna’ que se ubicaba en el estado mexicano de Quintana Roo. Acorde a las averiguaciones de varios medios mexicanos, esta casa fue construida sobre un terreno que le regaló el narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, más conocido como ‘El Señor de los Cielos’ y líder del Cartel de Juárez. Se estima que, en aquella época, esta tuvo un valor aproximado de 17 mil dólares.

Durante primera etapa de la propiedad como hotel se conservó el nombre original de Casa Magna. (Foto: Wikimedia Commons).

Cuando el narcotraficante murió, la casa fue incautada por las autoridades mexicanas y posteriormente abandonada hasta 2005. Ese año la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo se la entregó a la empresa Amansala, que la convirtió en un hotel: ‘Casa Magna Amansala Eco Chic Resort’. Sin embargo, este proyecto fracasó en 2008 y ahora pasó a ser sede del hotel ‘Casa Malca’.

Tomado de Infobae