Descubren que maquinaria de la Junta Comunal de Bijagual estaba en una finca privada #Corrupción #Panamá

Con un barranco de sorpresas se han encontrado los funcionarios de la Fiscalía de Cuentas durante la inspección a la Junta Comunal de Bijagual, Distrito de David, en la provincia de Chiriquí, por el supuesto delito de lesión patrimonial que superaría los 350 mil dólares.

Debemos resaltar que, este caso, presenta gran relevancia para la Fiscalía General de Cuentas, ente encargado de recuperar los fondos públicos, cuando la titular se trasladó al lugar y constituyó provisionalmente el Despacho para inspeccionar directamente todo lo referente al funcionamiento de la Junta Comunal de Bijagual y observar “in situ” la situación que se investiga.

Es de destacar que este Corregimiento es el menos poblado del Municipio de David y se encuentra ubicado próximo al Río Chiriqui, el cual lo separa del Distrito de Gualaca y tiene cercanías a unos pocos minutos de los Distritos de Dolega y Boquete. No obstante, a la inversa, ha saltado a la palestra por un hecho deleznable que afecta el erario.

¿Qué hacía en una finca y quién era el dueño?

Una de las sorpresas halladas durante la inspección, es que una cuchilla perteneciente a la Junta Comunal, estaba en una finca privada en otro Corregimiento al que ella pertenece, toda vez que fue ubicada en el de San Pablo. Es decir, estaba a muchos kilómetros de distancia de la Junta Comunal de Bijagual.

Se supo que esta maquinaria fue regresada a la Junta que le corresponde este lunes 26 de abril.  Actualmente está en el barrio Los Cerrillos. 

Pero la bola pica y se extiende, ya que se conoció que mientras la maquinaria estuvo prestando servicio en la finca privada en San Pablo, se abastecía con combustible suministrado por la Junta Comunal de Bijagual, tarea que llevaba a cabo un sujeto de nombre Heraclio, quien reside en el Corregimiento de Las Lomas.

Otro de los hallazgos de la Fiscal Waleska Hormechea, es que no han encontrado un Centro de Salud que supuestamente funcionaba con el apoyo de dinero destinado a la Junta. Además, este “centro de salud” tenía personal asignado y cobraban un salario de la Junta.