El GOB dice que las finanzas andan mal, por lo que tramitarán más préstamos #Panamá

La salud de las finanzas en Panamá no es buena, y entre las prioridades económicas del Gobierno para 2021 es continuar con una política fiscal anticíclica, que ha implicado traer recursos del exterior.

Las finanzas del Gobierno están en rojo, porque los gastos superaron el dinero que ingresó a las arcas del Estado. El año pasado los gastos alcanzaron los $1,355 millones y en 2021 los gastos generados se estiman por $1,343 millones. La pandemia de la covid-19 es la culpable de la situación, dicen los representantes del Gobierno.

“Estamos en rojo, ¿qué significa eso? Es plata prestada para poder pagar operaciones”, aseguró el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, en la mesa plenaria del diálogo por la Caja de Seguro Social (CSS), quien agrega que actualmente la entidad recibe entre el 12% a 14% de cada $100 que ingresan a las arcas del Estado, es decir, 14% de los ingresos tributarios y no tributarios pasan a la CSS.

El Gobierno de Panamá espera solicitar en 2021 préstamos por $6 mil millones para poder pagar gastos de operación, inversión y para pagar amortizaciones. De este dinero, el 32% sería para pagar gastos de operación.

Los años 2020 y 2021 son terribles para la economía panameña. Solo en el año de la pandemia, Panamá asumió préstamos por más de $11 mil millones. De ese dinero, $3,853 millones fueron al pago de servicios de personal, $1,275 en inversión pública y $2,154 en subsidios.

El titular de Economía no descarta que para 2022 el gasto de operaciones siga “en rojo”, por lo que se está evaluando el flujo de caja y presupuesto para 2022, ya que la estrategia que se ha tenido en 2020 y 2021 ya no es sostenible y es un tema que se tiene que resolver.

Las prioridades económicas para el año 2021, según el MEF, es continuar con el desarrollo de la política fiscal anticíclica que será alrededor del 20% de los recursos traídos de afuera, que sumado con los recursos solicitados por el Banco Nacional y la CSS correspondería a un 24%. Además, asegurar los recursos necesarios para cuidar la vida y salud de todos los residentes en Panamá. También continuar el desarrollo del programa Panamá Solidario, para mitigar las necesidades de la población más vulnerable.

Además, seguir con el programa masivo de vacunación contra la covid-19, que hasta la fecha ha contratado 9,2 millones de dosis de vacunas, lo que implica poder vacunar el equivalente a 4,6 millones de residentes en Panamá.

De igual manera, el MEF busca fortalecer los fundamentos económicos a través de políticas públicas y continuar con el programa de inversiones para apoyar el crecimiento económico.

Gobierno solicitará más préstamos para enfrentar la crisis de las finanzas

Alexander vaticina que Panamá, con su economía abierta, puede tener en 2023 la producción que se tenía en 2019, cuando asumió el cargo de ministro de Economía con el nuevo gobierno.

Para el economista Felipe Argote lo que se está viendo es el resultado de la falta de estrategia y lo único que hay son planes y medidas contradictorias.

Argote puntualiza que la planilla del Estado está muy alta, y no hay austeridad en el gasto público.

El economista no ha olvidado que el año pasado, 2020, se habló de bajar los salarios de los altos funcionarios, pero a la fecha no se ha hecho nada. “Ellos piensan que eso se ha olvidado”, sostiene Argote, quien reclama que el titular del MEF se queja de la planilla y está pagando salarios a funcionarios que tienen licencia con sueldo, principalmente de diputados. “Están endeudando al país cada vez más y eso no se justifica”, reclama Argote.

El gobierno, dice Argote, debe tener una estrategia de país para discutir con los sectores privados, sindicales y sociedad civil organizada, para establecer una estrategia para los próximos 10 o 15 años. En eso debe haber una reducción del gasto público, insiste Argote.

A pesar de que la economía de Panamá fue unas de las que más cayó en 2020, por los cierres para evitar la propagación de la covid-19, la expectativa de crecimiento económico para Panamá, realizada por el Banco Mundial (BM), la fija en un 9%.

El BM fundamentó su proyección en que Panamá tiene una economía bastante diversificada desde un punto de vista de generación agregada, incluyendo los servicios y por supuesto la participación en el comercio internacional.

Alexander, antes de cerrar su intervención en la mesa del diálogo por la CSS, recordó que una de las misiones de su administración es sanear las finanzas públicas.

Dinero comprometido para vacunas

Panamá ha comprometido $104,4 millones para adquirir 9,2 millones de dosis de vacunas contra la covid-19.

Las autoridades sanitarias de Panamá esperan vacunar a 4,6 millones de residentes en Panamá, y lograr la inmunidad de rebaño para la reactivación económica.

“Al contar con un porcentaje elevado de la población vacunada, vamos a evitar seguir sufriendo choques de ofertas producto de la paralización de las actividades económicas y choques de demanda producto de las restricciones de movilidad, con lo cual no logramos reactivar plenamente nuestra economía”, aseguró Alexander.

El programa de vacunación en Panamá, según el funcionario, genera confianza en la comunidad empresarial, en la fuerza laboral y consumidores en general, al tiempo que brindará un mayor bienestar y calidad de vida de toda la población.

Megaobras

Para reactivar la economía del país, el gobierno tiene en agenda la línea 3 del Metro, que espera generar 5 mil empleos directos e indirectos; la extensión de la línea 1 hasta Villa Zaíta, donde se espera generar mil empleos; la línea 2 del Metro hasta el aeropuerto de Tocumen, donde laboran 495 trabajadores; túnel por debajo del Canal de Panamá, que sumaría 1,300 empleos directos y 1,500 indirectos.

Tomado de La Estrella