Presidente Cortizo ‘tira abajo’ proyecto de ley que establecía descuentos a colegios y universidades ¿? #Panamá

El presidente Laurentino Cortizo vetó el proyecto de ley 508, que establecía descuentos en los costos de las escuelas y universidades privadas, en medio de una crisis económica provocada por la pandemia de la covid-19.

En una misiva que envió el mandatario al diputado Marco Castillero, presidente de la Asamblea Nacional, y que fue emitida el 5 de abril de 2021, pero que se conoció ayer 29 de abril de 2021, último día de la actual legislatura, explicó que devuelve el proyecto por inconveniente e inexequible. Entre otras cosas, porque riñe con el principio del respeto a la autonomía universitaria, no desarrolla adecuadamente los procesos de fiscalización y acreditación de las universidades oficiales y particulares del país, y porque intenta regular temas educativos que lo están en otras disposiciones.

Según el presidente Cortizo, a este proyecto no era aplicable el calificativo de interés social porque solo se refería a un sector de la comunidad educativa y no estaba directamente relacionado con las personas más vulnerables.

El proyecto proponía un descuento de 35% para los colegios particulares que contaban con más de 1,200 estudiantes y se aplicaría a las universidades con una matrícula superior a los 400 estudiantes.

Para el caso de los colegios particulares, el descuento sería aplicable al total de la escolaridad anual. Para los colegios o universidades, con menos estudiantes, los descuentos para la enseñanza virtual, semipresencial y presencial se proponía el 25% y sería aplicable de la misma manera.

Los padres y acudientes de escuelas particulares mostraron su descontento y decepción por la decisión del mandatario. Javier Lombardo Trujillo, coordinador de la Unión Nacional de Padres de Familia, Acudientes y Asociaciones de los Centros Educativos Particulares en Panamá (Unadepa), mostró su tristeza e impotencia porque la objeción del mandatario es conocida el último día de la actual legislatura, lo que impide pasar el proyecto por insistencia de los miembros de la Asamblea Nacional.

“Sentimos que el presidente actuó de muy mala fe y que esperó el último día de esta legislatura para enviar la objeción, conociendo que la Asamblea no sesionará más hasta julio próximo”, explicó el representante de los padres y acudientes.

A Lombardo Trujillo le cuesta entender cómo de un plumazo el presidente le dijo “no” a una norma que beneficiaba a por los menos 400 padres, estudiantes y acudientes de escuelas particulares.

La iniciativa del diputado de la bancada del Partido Revolucionario Democrático Leandro Ávila recibió el rechazo del sector empresarial por establecer descuentos en la educación particular.

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) había manifestado su preocupación por el proyecto,con el argumento de que ponía en riesgo la calidad de la educación y atentaba contra el principio de la libre empresa.

“Las escuelas particulares y las universidades pagaron, cada una por su lado, un abogado para que les redactara el veto…”, dijo el diputado Ávila a La Estrella de Panamá.

Ávila agregó que no estaban pidiendo descuentos, sino justicia, considerando que donde no se estaba brindando el servicio, debía hacerse un ajuste a los padres debido a los problemas económicos que se han enfrentado por la pandemia. “No es justo beneficiar a un sector (los dueños de escuelas) y a los otros no (padres y acudientes)”, dijo el diputado.