Brasil suspende la vacunación de embarazadas con AstraZeneca

Brasil suspendió el martes la inmunización de gestantes con la vacuna anticovid de AstraZeneca tras un “evento adverso grave”, que está siendo investigado por el Ministerio de Salud.

La suspensión fue adoptada hasta que se aclaren las causas de la muerte en Rio de Janeiro de una mujer que había sido vacunada con ese fármaco y sufrió una trombosis, precisó en rueda de prensa el ministro de Salud, Marcelo Queiroga.

“No está claro que la vacuna haya causado esa trombosis. Estamos analizando los detalles de todo el historial para llegar a una conclusión y aclarar lo ocurrido”, afirmó el doctor Jorge Kalil, consultor del Programa Nacional de Vacunación, que participó el la conferencia de prensa.

Franciele Francinato, coordinadora del Programa Nacional de Vacunación, explicó que las gestantes que tomaron la primera dosis de AstraZeneca deben suspender la aplicación de la segunda dosis hasta que el Ministerio emita una nueva orientación.

Resaltó que las embarazadas con comorbilidades deben acudir a los puestos de salud para inmunizarse con las vacunas de Pfizer o Sinovac.

Números parciales del Ministerio indican que 22.295 embarazadas han sido vacunadas en Brasil, 67% de ellas con la vacuna de AstraZeneca/Oxford. Francinato señaló que hasta la fecha ese ha sido el único “evento adverso grave” en este grupo.

AstraZeneca Brasil afirmó en un comunicado que sus ensayos clínicos no incluyeron embarazadas y puérperas (una “precaución usual” en estos estudios), pero que “los estudios en animales no indican efectos perjudiciales directos o indirectos respecto al embarazo o al desarrollo del feto”.

Los portavoces del programa de vacunación insistieron en que la suspensión “es una medida de cautela” que concierne solo a las gestantes y a mujeres después del parto.

“Criterios técnicos”

Varios países europeos restringieron la aplicación del inmunizante de AstraZeneca a personas por debajo de ciertas edades, debido a la aparición rara de coágulos sanguíneos entre millones de vacunados. Esas decisiones han minado la confianza en esa vacuna del grupo sueco-británico.

En Brasil, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) recomendó la noche del lunes “la suspensión inmediata del uso de la vacuna” sueco-británica en mujeres embarazadas, argumentando que su aplicación en este grupo no está prevista en el prospecto del fármaco.

Varios estados, entre ellos Sao Paulo y Rio de Janeiro, siguieron esas recomendaciones sin esperar el anuncio del gobierno federal.

Queiroga precisó que la decisión fue tomada por un equipo con reconocimiento nacional e internacional y se basó “en criterios exclusivamente técnicos”.

Margareth Dalcolmo, neumóloga de la Fundación Fiocruz (asociada a la producción de AstraZeneca), estimó que “Anvisa hizo lo que debía”“No podemos estar en contra de esa decisión”, declaró a la AFP.

“Pero eso no puede causar problemas de atraso [de vacunación] de la población”, subrayó.

Con 212 millones de habitantes, Brasil ha aplicado la primera dosis de algunas de las vacunas autorizadas a 32 millones de personas y la segunda a 15,3 millones.

Más de 425.000 brasileños fallecieron por coronavirus, un balance superado solo por Estados Unidos.

Alternativas

La vacuna china CoronaVac (de Sinovac) es la más utilizada en el país, que aplica en menor medida la de AstraZeneca/Oxford y que recientemente empezó a administrar la producida por Pfizer/BioNTech.

La epidemióloga Ethel Maciel, de la Universidad Federal de Espirito Santo (UFES), destacó que la vacuna de Pfizer es “la única que ya cuenta con estudios y evidencias de que no había tenido efectos graves en ese grupo [de embarazadas]”.

Pero CoronaVac, a pesar de no contar con estudios específicos para este grupo, utiliza una tecnología que ya se ha probado segura, presente también en las vacunas contra la gripe, explicó.

El gobierno brasileño incluyó a las gestantes y mujeres en postparto en el grupo prioritario del plan de vacunación a partir del 26 de abril debido al alto riesgo de hospitalización por covid-19.

Tomado de AFP / 24matins.es