Un hombre, de 95 años, se acaba de convertir en el donante de órganos más viejo de la historia de EE.UU.

Una mujer que se está recuperando de un trasplante de hígado no solo tiene un nuevo órgano que salva vidas, sino uno que hizo historia.

Eso es gracias a Cecil Lockhart, de Welch, Virginia Occidental, quien murió a los 95 años –el 4 de mayo–, lo que lo convirtió en el donante de órganos más viejo en la historia de Estados Unidos, según el Centro para la Recuperación y Educación de Órganos (CORE), que coordinó la recuperación del hígado.

El récord anterior para el donante de mayor edad era de 93 años, según el comunicado de prensa de United Network for Organ Sharing.

«El CORE está increíblemente orgulloso de haber podido hacer posible esta histórica donación de órganos», dijo la presidenta y CEO del CORE, Susan Stuart, en el comunicado. «Este hito en el campo de los trasplantes es solo otro ejemplo del legado pionero del CORE y su compromiso con la innovación, que, durante los últimos 40 años, ha brindado a 6.000 personas en Estados Unidos la oportunidad de salvar a más de 15.000 personas siendo donantes de órganos».

Inspirado por su hijo

La familia de Lockhart dijo que quería convertirse en donante de órganos después de que su hijo, Stanley, sanó la vida de 75 personas mediante la donación de tejidos y restauró la vista a otras dos mediante la donación de córnea después de su muerte en 2010.

«Cuando mi hermano fue un donante después de su fallecimiento, hace unos años, eso ayudó a mi papá a sanar», dijo Sharon White, la hija de Lockhart. «Hoy en día, saber que su vida continúa a través de otros realmente nos está ayudando a superar nuestro dolor también».

El yerno de Lockhart, Bill Davis, le dijo a CNN que Lockhart fue una persona generosa durante toda su vida. Se desempeñó como cabo en el Ejército de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y fue minero de carbón durante más de 50 años.

«Todo lo que pudo hacer para ayudar a la gente lo hizo. Y esta es solo una forma en que seguirá ayudando a la gente después de que termine su tiempo en la Tierra», dijo Davis. «Si todos pudiéramos ser así, creo que el mundo sería un lugar un poco mejor para nosotros».

En el funeral de Lockhart, su familia pidió a todos que se registraran como donantes de órganos para honrar su memoria. Davis dijo que algunas personas le indicaron que responderían a esa llamada, inspiradas por la capacidad de Lockhart para salvar una vida a los 95 años.

Cómo convertirse en donante de órganos

Si bien muchas personas creen que existe un límite de edad asociado con ser donante de órganos, el director médico de UNOS, David Klassen, dijo que nadie es demasiado mayor o demasiado joven para donar.

«Cada donante potencial es evaluado, caso por caso, en el momento de su muerte para determinar qué órganos y tejidos son adecuados para la donación», dijo Klassen. «La generosa e histórica donación de Cecil es un ejemplo perfecto de eso».

Hasta febrero, en EE.UU., más de 107.000 personas estaban esperando un trasplante de órgano que les salvara la vida. Diecisiete personas mueren cada día esperando un trasplante, según organdonor.gov.

Un donante puede salvar hasta ocho vidas donando un corazón, dos pulmones, un hígado, páncreas, dos riñones e intestinos.

Una portavoz del CORE le dijo a CNN que aunque Lockhart no estaba registrado como donante de órganos, pudo donar su hígado porque había hablado de sus deseos con su familia.

Si bien expresar el deseo de donar órganos con la familia permite que alguien done, el CORE alienta a las personas a registrarse como donantes para asegurarse de que puedan lograr ese impacto.

Si estás en EE.U., puedes hacerlo llenando un formulario de registro simple, que solicita información de contacto básica y los últimos cuatro dígitos de tu número de seguro social.

Tomado de CNN