Va el nuevo juicio contra el expresidente Ricardo Martinelli

El pleno de la Corte Suprema de Justicia no admitió un amparo de garantías constitucionales presentado por la defensa del expresidente Ricardo Martinelli contra la sentencia del Tribunal Superior de Apelaciones del 20 de noviembre de 2020, que revocó el fallo que lo declaró “no culpable” por los pinchazos y ordenó un nuevo juicio.

En la sentencia del pleno, con fecha del pasado 15 de marzo, los magistrados concluyeron que el recurso buscaba convertir la Corte en “una instancia judicial más”, con el propósito de que se verifique lo actuado por el Tribunal Superior de Apelaciones, situación que no es compatible con el amparo de garantías.

La magistrada Maribel Cornejo, ponente del recurso, precisó que la Corte no puede entrar a discutir los juicios de valor realizados por el Tribunal Superior de Apelaciones, y añadió que en este caso no existe violación de las garantías constitucionales.

El amparo, que fue presentado el pasado 22 de diciembre por el abogado Carlos Carrillo, en representación de Martinelli, buscaba revocar el fallo de las magistradas Donaji Arosemena y Yiles Pittí [del Tribunal Superior de Apelaciones], con el argumento de que violaron las garantías fundamentales de Martinelli al entrar a resolver situaciones de fondo del proceso.

También alegaba que en la decisión, las magistradas incluyeron situaciones que no fueron planteadas en el recurso de nulidad presentado por Ricaurte González, fiscal que representa al Ministerio Público en el proceso.

Sin embargo, esta teoría fue rebatida por el pleno de la Corte al señalar que el proceso ha sido objeto de múltiples revisiones y que no se encontraron elementos que indicaran esta situación.

En este sentido, Carlos Herrera Moran, abogado de un grupo de víctimas de la interceptación ilegal de comunicaciones, afirmó que recursos como éste son tácticas dilatorias para no enfrentar el nuevo juicio, diligencia que está agendada para el próximo 22 de junio.