Nayib Bukele elogió a China por las inversiones en El Salvador y recibió una contundente advertencia de Estados Unidos

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, elogió a China por las inversiones en el país y recibió una contundente advertencia de Estados Unidos. “500 millones de dólares en inversión pública no reembolsable y sin condiciones. 2 FOMILENIOS en 1. (Y sin contrapartida)”, expresó el mandatario a través de su cuenta de Twitter.

Al respecto, Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado norteamericano, le replicó: “Señor presidente, nada de China viene sin condiciones”.

El presidente salvadoreño, antes crítico con el régimen de Xi Jinpíng, celebró el acuerdo con el país asiático. La respuesta de Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

La Asamblea Legislativa de El Salvador ratificó este martes un acuerdo de cooperación para la construcción y donación de obras de infraestructura al país centroamericano.

El convenio marco para la asistencia “Económica y Técnica entre el Gobierno de la República Popular China y el Gobierno de la República de El Salvador” fue aprobado con 66 votos de los 84 diputados del Congreso, de amplía mayoría oficialista.

Pese a que Bukele habló de “500 millones de dólares en inversión pública”, el documento aprobado no señala el monto total que costarán las obras de infraestructura.

El convenio, firmado por los Gobiernos de El Salvador y China en septiembre de 2019, no tuvo mayor discusión y no fue leído en la comisión encargada ni en el pleno.

Un documento público del Ministerio de Relaciones Exteriores da cuenta de un acuerdo de “donación no reembolsable” por 400 millones de yuanes, es decir más de 62 millones de dólares.

Estos fondos estarían destinados para financiar la construcción de una biblioteca en la capital, una planta de tratamiento de agua en la zona costera y otra planta para potabilizar de un lago cercano a la capital.

Los proyectos acordados con China, según dijeron los diputados del oficialista Nuevas Ideas (NI), incluyen un estadio nacional y un nuevo muelle.

Detalles del acuerdo

El acuerdo ratificado señala que los proyectos estarán vinculados con “sectores de bienestar social”, como infraestructura pública, agua y saneamiento, energía, salud, educación, bienestar social, cultura, turismo, deporte y transporte, según una copia publicada en la página de transparencia de la Cancillería salvadoreña.

La parte china ofrece los materiales productivos, productos técnicos o equipos individuales, con los servicios técnicos que sean necesarios”, señala el documento.

El Salvador, con la ratificación, se comprometió en “levantar los límites de registros migratorios al personal chino del proyecto, así como a sus cónyuges y parentescos lineales”.

Además, los salarios de los trabajadores chinos estarán exentos de impuestos y los tratamientos médicos que necesiten se realizarán “conforme a las leyes salvadoreñas”.

Los materiales importados por China también estarán exentos de impuestos. Además, El Salvador se encargará de la recepción, tránsito interno y almacenaje de los materiales.

El Salvador anunció el 20 de agosto de 2018 la ruptura de relaciones con Taiwán para establecer lazos con China, cuando el país era gobernado por el izquierdista Salvador Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda).

Esta ratificación se dio en momentos en que las relaciones entre El Salvador y Estados Unidos experimentan tensiones. Estas tensiones se incrementaron después de que la Asamblea Legislativa votó por destituir a cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y al fiscal general.

El Gobierno de Estados Unidos es uno de los más críticos de esta medida y el enviado especial al Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga, indicó que “la mejor solución a la crisis que se ha abierto es volver a la situación anterior”.

El Departamento de Estado de EEUU también desclasificó un listado de funcionarios y políticos salvadoreños supuestamente vinculados con actos de corrupción y narcotráfico. Entre los señalados se encuentra la jefa del Gabinete de Bukele, Carolina Recinos, una de las funcionarias más cercanas al mandatario salvadoreño.

El cambio de postura de Bukele

A raíz de la aprobación del acuerdo con China, en las últimas horas se viralizó un video en el que Bukele afirmaba que “China no está siguiendo las reglas. Ellos no respetan las reglas, no respetan las reglas del comercio, hacen proyectos que no son viables y dejan a los países con enormes deudas que no se pueden pagar”.

Y agregaba: “Manipulan su divisa y luego quieren que uno respete su manipulación de la divisa. Ellos no son una democracia, pero se meten en tu democracia”.

“Queremos ser amigos de China, pero China tiene que ser amigo de nosotros, no con dinero o inversiones, con respeto”, decía un tiempo atrás el jefe de Estado del país centroamericano.

Tomado de Infobae