Ortega tiene “horror” a competencia opositora en Nicaragua, denuncia candidata investigada

La aspirante opositora a la presidencia de Nicaragua Cristiana Chamorro dijo este viernes que las acusaciones de las autoridades, por presunto lavado de dinero, reflejan el “horror” que el presidente Daniel Ortega tiene a una competencia opositora en los comicios de noviembre.

“Daniel Ortega le tiene miedo al pueblo de Nicaragua, ese es el hombre que está muerto de horror, porque (sabe que) nosotros unidos vamos a derrotarlos en la próximas elecciones”, afirmó la opositora, tras ser interrogada durante más de tres horas por funcionarios de la Fiscalía (Ministerio Público) en Managua.

La Fiscalía abrió este viernes una investigación contra Chamorro, de 67 años, un día después de que el Ministerio de Gobernación (Mingo) la citara sorpresivamente para responder por supuestas “inconsistencias en los reportes financieros” de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, una organización promotora de la libertad de expresión que dirigió entre 2015 y 2019.

Según Gobernación, entidad gubernamental que controla las ONG, en los informes presentados por la fundación se encontraron “claros indicios de lavado de dinero”, que deben ser investigados por la Fiscalía.

En Nicaragua, toda persona bajo investigación fiscal tiene vetada la participación en cargos sujetos a elección.

Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), rechazó las acusaciones: “Es una incriminación injusta, una monstruosidad jurídica lo que se está montando en contra de esta ciudadana por el delito de haber dicho que quiere servir a los nicaragüenses” como candidata presidencial.

“Las acciones contra Cristiana Chamorro y la Fundación Violeta Barrios, así como los arrestos de periodistas (ocurridos el jueves) son otro paso alarmante hacia la democracia en Nicaragua”, condenó el vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price en Twitter.

Según un sondeo realizado en enero por la firma Cid Gallup, Chamorro, quien no milita en ningún partido, es la figura opositora más relevante -con un 13,3% de las preferencias- para enfrentar al partido de gobierno de Ortega, en el poder desde el 2007.

“Siento que [esta investigación] es para intimidar a toda Nicaragua, es una citatoria con la que están atentando contra el derecho de los nicaragüenses a votar en las próximas elecciones”, dijo la opositora, quien instó a la oposición a unirse para enfrentar al gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda).

“Tenemos que cerrar filas y acuerparnos”, coincidió el precandidato presidencial de la opositora Alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL), el exembajador y académico Arturo Cruz, quien dijo que el gobierno trata de “boicotear las elecciones” porque “saben que son minoría”.

Los sandinistas no descartan postular a Ortega, un exguerrillero de 75 años, cuya popularidad decayó tras la represión a las protestas de 2018, para un cuarto mandato sucesivo en las elecciones generales del 7 de noviembre.

Chamorro dijo que la Fiscalía, controlada por funcionarios afines al gobierno, no le informó cuánto tiempo durará la investigación ni qué es lo que tienen en su contra, además de no permitir el ingreso de sus abogados.

“No sé lo que tienen en sus manos (..) aquí estamos muchachos, fuera de ley, ellos hacen lo que quieren”, advirtió Chamorro, quien ha dicho que está dispuesta a cooperar para “desenmascarar esta farsa”.

Chamorro llegó al Ministerio Público acompañadas de varios opositores que gritaban “¡Libertad!”, y “¡Si tocan a Cristiana, nos tocan a todos!”.

Tomado de AFP / 24matins.es