El país donde nadie sabe nada

Actualmente estamos en un país donde nadie sabe nada y tampoco dan las “explicaciones” a un electorado que los eligió. De esta forma podríamos resumir las decisiones que se toman y quizás se seguirán tomando durante y pospandemia. Pero también podemos decir, que esto es considerado por muchos como una falta de respeto, transparencia y las contadas “explicaciones” que se dan… dejan más dudas que respuestas.

Pero muchos se preguntarán porqué decimos esto y la respuesta es sencilla… en las últimas horas se han dado hechos que a todas lucen son cuestionables como la vacunación VIP a domicilio en la Asamblea Nacional de Diputados. Si, por encima de las “fases” y de muchos enfermos crónicos que aún esperan fecha.  Sin embargo, la tapa del coco o más triste de todo en esta “Jornada VIP para los Diputados”, donde algunos honorables oficialistas compartieron en redes el momento de su vacunación, es que el Ministro de Salud dijera hace más de 48 horas que él no había autorizado eso y que se investigaría. Este domingo en horas de la tarde dijo que el Equipo Panavac-19 había autorizado la vacunación en este Órgano del Estado. Además, aseguró que él no estuvo el día que aprobaron la autorización y que tampoco fue un secreto.

A este “NO SABÍA o NO AUTORICÉ”, podemos complementarlo con los casos del SENNIAF donde exfuncionarios de mando y jurisdicción de esta entidad aseguraron que no sabía nada de los abusos y denuncias… o, “mis ocupaciones eran otras”.  ¿Qué está pasando con las entidades que deben velar por la protección del menor?  ¿No se peca por acción u omisión?

A este ramillete de “honorables actuaciones” está el enredo de la LOTE, donde no sabemos cómo llamarle, si escándalo o falta de transparencia… ¿?

A pesar de esto, ha quedado en evidencia las disputas internas del Molirena y la frágil ALIANZA con el oficialismo.

Y está el más fresquesito, la destitución del director de la Policía por un supuesto video de solidaridad con la Policía de Colombia, una institución cuestionada últimamente por los supuestos abusos durante las protestas registradas en esta hermana nación suramericana. En este caso, el titular de la cartera dijo supuestamente que no había autorizado la divulgación de ese video.

Sin embargo, hay otras personas que indican que la salida del exjefe de la Policía se debió a otro tema. Pero como estamos en el país donde nadie sabe no creo que sepamos oficialmente qué ocurrió en el caso del Jardín de Los Olivos. Lo cierto es que para nadie que conoce la historia recientemente de Panamá, y a través de los Gobiernos ha quedado demostrado las diferencias que surgen entre los Ministros de Gobierno y hoy, Ministro de Seguridad Pública con los directores de la Policía. Esto no es nuevo. Los jefes de la Policía creen que solo le deben dar “parte” o explicaciones al presidente y no al ministro, quien es su jefe jerárquico. Para muchos conocedores de la materia esto pasa por una simple razón, la política que ha dañado la esencia de las instituciones.

En definitiva, mañana será otro día, pero si estos sinsabores de los GOBIERNOS se repiten o no, va a depender de cada uno de nosotros al NO dejarnos influenciar por promesas que de aquí a China (por poner un ejemplo) son irrealizables, o NOS dejemos cautivar por unos cuantos bloques, sacos de cementos o un tanque de gas.