Se roban el rosario de la reina María Estuardo de Escocia y otras joyas valuadas en más de USD 1,4 millones en un castillo británico

La policía británica está en la búsqueda de los ladrones que irrumpieron en un castillo ubicado al sur de Inglaterra y se llevaron joyas preciosas y artefactos históricos “irremplazables” como artículos de oro y plata que tienen un valor de más de un millón de libras esterlinas, lo que equivale a más de 1,4 millones de dólares.

El robo ocurrió cerca de las 10:30 pm hora local del último viernes, cuando las alarmas antirrobo se activaron notificando a las autoridades. Entre los artículos de “gran importancia histórica”, sacados a la fuerza de las vitrinas de exhibición, estaba un rosario de oro que llevaba la reina María Estuardo de Escocia cuando fue ejecutada en 1587 por orden de su prima inglesa la reina Isabel I.

Según la policía, el rosario constituye una pieza “insustituible” del patrimonio nacional. Junto a este se llevaron también las copas de coronación de la antigua soberana de Escocia.

“Los artículos robados tienen un valor monetario significativo, pero como artefactos únicos de la colección del duque de Norfolk tienen una importancia histórica inmensamente mayor e invaluable”, dijo un portavoz de Arundel Castle Trustees en el comunicado.

“Por lo tanto, instamos a cualquier persona que tenga información a que se presente a la policía para ayudarla a devolver estos tesoros a donde pertenecen”, agregó.

La policía está investigando un vehículo abandonado encontrado en llamas en un pueblo cercano poco después del robo.

La detective de policía Molly O’Malley, del Departamento de Investigación Criminal de Chichester, hizo un llamado al público para informara si había visto alguna actividad sospechosa alrededor del castillo el viernes por la noche.

“El castillo había vuelto a abrir a los visitantes el martes 18 de mayo, así que si estuvo de visita durante los últimos días, ¿recuerda si alguien se ha comportado de manera sospechosa?”, dijo O’Malley en un comunicado dirigido al público.

El castillo de Arundel fue construido a finales del siglo XI por Roger de Montgomery, conde de Arundel, según el sitio web del castillo.

Fue gravemente dañado en dos asedios durante la Guerra Civil Inglesa a mediados del siglo XVII, y no se hicieron reparaciones hasta alrededor de 1718.

Henry, 15º duque de Norfolk (1847-1917), completó un proyecto de restauración completo en 1900, quien instaló luz eléctrica y calefacción central.

Desde la semana pasada volvió a recibir visitantes, después de permanecer un largo periodo cerrado al público debido a las restricciones impuestas por el coronavirus. Gracias a los avances en la vacunación, en Reino Unido han vuelto a permitir que las antiguas atracciones turísticas vuelvan a recibir visitantes.

Tomado de Infobae