Murió asfixiado por las nalgas de su esposa: ella se le sentó arriba en la cama #Rusia

Durante la realización de un primer juicio, la justicia local retiró el cargo de asesinato y Tatyana fue condenada por causar la muerte por negligencia. El tribunal marcó que la mujer no tuvo la intención de causar la muerte de su marido. 

Fue condenada a 18 meses de trabajos comunitarios y a pagar 2.800 dólares en concepto de “daños morales”, informó Life. Sin embargo, esta semana el Comité de Investigación anunció que va a presentar una nueva acusación de asesinato contra Tatyana, según publicó el diario británico The Sun. 

Al parecer y según la nueva acusación, la mujer se había enojado “después de haber bebido mucho” y “en cuanto el hombre se tumbó en la cama, enterrando la cara en el colchón, se sentó sobre su cuello, mientras le sujetaba la cabeza con las piernas para que no pudiera levantarla”.

Después de que el hombre dejara de dar señales de vida, “la acusada, asustada, le sacudió y le gritó para que se despertara”, se afirmó. 

Tomado de El Clarín